Edición Impresa

Diez penitenciarios investigados por privilegios a la "Banda de los rosarinos"

La Justicia bonaerense presume que les brindaban un trato preferencial a Esteban Alvarado y a sus dos compañeros de celda. Podrían quedar imputados por incumplir deberes.

Lunes 28 de Octubre de 2013

Diez penitenciarios están siendo investigados por el trato preferencial que recibían tres de los integrantes de la denominada "Banda de los Rosarinos" en la unidad 21 de Campana, donde contaban con teléfonos celulares, televisión, DVD, consola de videojuegos y aire acondicionado. Según fuentes judiciales, los guardiacárceles podrían quedar imputados de incumplimiento de deberes de funcionario público por los privilegios que dispensaban a los internos Esteban Lindor Alvarado y sus compañeros de causa Walter Ramón Bucci y Gabriel Antonio "Peto" García.

Los rosarinos Alvarado, Bucci —ambos de 34 años— y García, de 41, están acusados de liderar una organización que se dedicaba al robo de autos de alta gama para su posterior desguace y comercialización. Pero además, tal como publicara ayer este diario, también están siendo investigados sus posibles vínculos con delitos de narcocriminalidad. Luego del allanamiento en el que se incautaron los celulares, los tres rosarinos fueron separados y trasladados a distintas cárceles.

Escuchados. Fuentes judiciales señalaron que el fiscal de San Isidro Patricio Ferrari pudo probar el vínculo entre los rosarinos y diez miembros del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que trabajan en el penal de Campana, luego de tres meses de escuchas telefónicas y el allanamiento realizado el 16 octubre en la Unidad 21 con el objeto de secuestrar los teléfonos —diez smartphones con mensajería instantánea y acceso a Internet, y equipos de radio tipo nextel— con los que, según las escuchas, la banda seguía operando desde la cárcel en el negocio de autos "mellizos" y las autopartes ilegales en Rosario.

Pero en esas escuchas el fiscal detectó además que Alvarado, Bucci y García gozaban de una serie de privilegios dentro del penal y específicamente en la celda 321 del pabellón de autodisciplina donde estaban alojados.

En una de las escuchas telefónicas de la causa, según los voceros judiciales consultados, Peto le dice a un amigo: "Estamos en un pabellón piola. Ya nos acomodamos, viste como es... Estamos de primera. Televisor, DVD, aire acondicionado portátil. Estamos de prima". Y cuando el amigo le pregunta si tenían visitas íntimas, García contesta: "Sí, estamos todo bien acá. Está todo pago... Tarjetitas, arreglás acá, no hay drama", y en otro tramo de la charla, le dice: "Tienen para ponerla, ¿me entendés?, si no estaríamos todos a los fierrazos ¿viste?".

Pero la certeza de que los penitenciarios estaban al tanto de que Alvarado, Bucci y García tenían celulares en su poder la dan los mensajes de texto que se intercambiaban con los mismos agentes de la Unidad 21 y fueron interceptados por los investigadores (ver aparte).

Funcionarios. Los penitenciarios investigados son Nelson Siri, Claudio Robles, Nicolás Peratta, Ramón Tapia, Luis Ariel Caamaño, Luis Capurro, Raúl Rocha, Juan Carlos Torres y otros dos apodados "Chavo" y "Mochi". Todos podrían ser imputados en el expediente de incumplimiento de deberes de funcionario público.

Fuentes del SPB señalaron que "se inició una investigación de asuntos internos y se separó preventivamente de sus puestos al personal involucrado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS