Edición Impresa

Condenado por matar cuando era menor

Buenos Aires. — Un joven que era menor de edad al momento de cometer un gave delito fue condenado ayer a 25 años de prisión al ser hallado coautor del doble asesinato a tiros, en 2006, del dueño de una parrilla y de su hijastro, en el barrio porteño de Colegiales.

Sábado 18 de Abril de 2009

Buenos Aires. — Un joven que era menor de edad al momento de cometer un gave delito fue condenado ayer a 25 años de prisión al ser hallado coautor del doble asesinato a tiros, en 2006, del dueño de una parrilla y de su hijastro, en el barrio porteño de Colegiales.

Se trata del joven identificado por las fuentes con las iniciales G.U.T.O., que a la fecha del crimen tenía 17 años —actualmente tiene 20— y cumplirá la pena en la cárcel que el Servicio Penitenciario Federal tiene en el partido bonaerense de Ezeiza.

La condena, que se produce en medio de la conmoción que generó el asesinato de un vecino de Valentín Alsina a manos de un chico de 14 años, fue dictada por el Tribunal Oral de Menores número 3 de la Capital Federal.

Los jueces Horacio Barberis, Gustavo González Ferrari y Sergio Real, encontraron al joven culpable de los delitos de doble homicidio calificado, homicidio en ocasión de robo y resistencia a la autoridad.

Los magistrados también condenaron a otro hombre, Jonathan Toloza Inostrosa, como coautor del hecho, con la pena de prisión perpetua por los mismos delitos que el menor, y al taxista que los transportaba, Sergio Mateo Porpich, a 10 años de cárcel como partícipe secundario.

El episodio. El doble crimen de Colegiales ocurrió el 11 de julio de 2006 en la parrilla Nacho's, ubicada en la avenida Forest 1399, donde Jorge Almada celebraba su cumpleaños número 26 junto a algunos familiares y amigos.

Allí aparecieron dos ladrones armados y robaron el dinero de la caja y de los invitados, pero cuando iban a huir apareció sin saber qué pasaba Ignacio Bareiro, dueño de la parrilla, que fue tomado por la espalda y asesinado de un balazo.

Al ver lo que estaba ocurriendo, Almada intentó defender a su padrastro y se le tiró encima al asesino, pero el cómplice le disparó dos veces y también lo mataron a sangre fía. l (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario