Edición Impresa

Citan a policías por una muerte que según un testigo fue una ejecución

Sospecha tardía.  Es el homicidio de Brian Saucedo. Quien habló de lo ocurrido fue asesinado hace tres semanas. Lo hizo en un diario pero la Justicia no lo convocó.

Viernes 29 de Noviembre de 2013

Los policías que intervinieron en el incidente en el que murió de tres balazos Brian Saucedo, ocurrido dos meses atrás en el barrio Ludueña, fueron citados a prestar declaración informativa en el juzgado de Instrucción interviniente. La citación implica que existe sospecha acerca de la actuación de los efectivos a partir del relato de Emanuel Cichero, el joven de 25 años que más de dos meses atrás había señalado a un policía como autor del balazo que terminó con la vida de Saucedo.

El testimonio de Cichero tuvo estado público porque fue difundido en un diario, pero pese a eso nadie del fuero penal en Tribunales lo convocó para avanzar sobre sus dichos. Ya no podrá hablar: hace tres semanas recibió un balazo que lo mató cuando iba en una moto por el barrio Industrial.

El relato oficial señaló que la muerte de Saucedo sobrevino luego de que cometió dos atracos con un cómplice, que nunca fue localizado. Según la versión policial, el 11 de septiembre, dos jóvenes asaltaron a dos personas en Cullen y Tucumán. Los ladrones huyeron en una moto Honda Wave con sus pertenencias y los peatones dieron aviso a la policía. Le atribuyeron a estos muchachos haber asaltado un lubricentro en Eva Perón y Magallanes. Entonces, los uniformados salieron a buscarlos y, al ver una moto similiar, comenzó una persecución.

En el escape, los maleantes chocaron con un auto en Tucumán al 6100, se derrumbaron al pavimento y continuaron la huida a la carrera. Apareció en escena un hombre de esa misma cuadra que abrió fuego. Un proyectil atravesó la pierna izquierda de Saucedo. El chico corrió hasta una casa de pasillo de Navarro 6033. Los vecinos contaron que desde allí les disparó a los policías. Uno disparó y lo mató. Al joven, según una fuente policial, le hallaron un revólver 32 y las billeteras de quienes denunciaron el robo previo.

Pero un testigo contó una historia totalmente distinta. Fue Cichero y su relato llevó al fiscal Donato Trotta a requerir a los pesquisas de la sección Homicidios que se investigue la relación de las muertes de los dos jóvenes. El muchacho contó en una entrevista publicada por el diario Rosario/12 cómo mataron a Saucedo. "El chico nunca se tiroteó con la policía, sino que lo remataron en el piso cuando se había entregado. Le pegaron un tiro en la nuca y varios en la espalda. Eran dos policías de la comisaría 12ª y no del Comando. Uno era Sebastián P. y otro morrudo más petiso, que fue el que tiró", dijo Emanuel, cuyo testimonio grabado nunca judicializado.

Emanuel recordó la escena que terminó con la vida de Saucedo: "Entraron dos pibes en el pasillo de Navarro 6033. El pibe se entregó, lo sacaron y lo golpearon. (Brian) Puso los brazos hacia atrás y les pedía que lo engrillen (esposen) y que le dejen de pegar porque ya había perdido. Y los policías le gritaban «¿dónde está tu compañero?» mientras le seguían pegando. Entonces uno de los policías sacó su arma reglamentaria y le pegó un tiro en la nuca, y varios tiros más en la espalda mientras estaba indefenso en el suelo".

Acerca del policía que disparó, el testigo luego asesinado contó que "es morocho, petisito, con lentes negros, morrudito, no tan alto y con un corte (de pelo) de doble nuca, con pirinchos". Acerca del otro agente, dijo que "es Sebastián P. a quien todos conocen en Ludueña. Pero el que tiró es su compañero, con el que estaban en la chata de la comisaría 12ª, la que es azul y negra".

El testigo comentó en esa entrevista que tras matar a Saucedo los dos policías se fueron y volvieron a los diez minutos con agentes del Comando Radioeléctrico.

Más de dos meses después, convocan a los policías del tiroteo al juzgado de Instrucción Nº14, a cargo de la pesquisa. "Como no se presentaron (por los policías) tuvimos que citarlos nuevamente", explicó un vocero judicial.

El fiscal Trotta también pidió que la causa de Cichero que se tramita en el juzgado de Instrucción Nº10 sea girada al juzgado de Instrucción Nº14, cuya titular, María Laura Sabatier, tiene licencia médica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS