Edición Impresa

Bergoglio alertó sobre el flagelo de la droga

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, realizó ayer el tradicional lavatorio de pies a niños con enfermedades terminales en el hospital porteño Juan Garrahan, y alertó sobre el avance de la droga y otras adicciones en la Capital Federal durante la misa crismal.

Viernes 10 de Abril de 2009

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, realizó ayer el tradicional lavatorio de pies a niños con enfermedades terminales en el hospital porteño Juan Garrahan, y alertó sobre el avance de la droga y otras adicciones en la Capital Federal durante la misa crismal.

El purpurado porteño destacó la actitud de servicio de médicos, enfermeras y voluntarios y dijo que el servicio que ellos prestan "es el verdadero poder, ese que se presta todos los días".

Antes de la comunión, Bergoglio se arrodilló delante de cada uno de los niños, muchos en sillas de rueda y con equipos de asistencia respiratoria, expresando así su "projimidad con la inocencia que sufre".

Al indicársele que no eran sólo doce como es de práctica sino "algo más de 30", el primado sonrió y dijo: "Bueno, entonces se los lavaremos a todos".

Por la mañana, durante la misa crismal, Bergoglio advirtió que en la ciudad de Buenos Aires prima "la agresión y la violencia, el descontrol y la corrupción", al exhortar a los sacerdotes a "ungir de bondad" un territorio donde "el mal" está por encima del bien común, y la droga se "adueñó" de los jóvenes.

"Nuestra ciudad necesita ser ungida en los lugares donde la bondad está en lucha, en esos espacios que a veces son tierra de nadie y pasan a ser ocupados por el interés egoísta. Me refiero a los espacios de injusticia social y económica, en los que la bondad (el bien común) debe reinar", subrayó Bergoglio durante la misa crismal en la catedral Metropolitana.

Bergoglio aseguró que, sobre todo los jóvenes, "necesitan y reclaman a gritos que alguien los unja y les revele que pertenecen a Cristo, que sus dueños no son ni la marihuana, ni el paco, ni la cerveza, sino que es Cristo su Señor, el que los puede convocar y plenificar, misionar y acompañar". l (DyN)

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS