Edición Impresa

Asume otro gobernador tras la tragedia mexicana

El profesor Rogelio Ortega juró ayer cuando se cumplieron 30 días de la desaparición de 43 estudiantes a manos de la policía y un cártel.

Lunes 27 de Octubre de 2014

Rogelio Ortega juró ayer su cargo como nuevo gobernador interino de Guerrero, un mes después de la desaparición forzada de 43 estudiantes en el sur de México.

El nuevo gobernador fue elegido anteayer por el Congreso para suceder a Angel Aguirre, quien solicitó apartarse del cargo por el escándalo de la desaparición de los 43 alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa, situada en el sureño estado de Guerrero.

Al asumir el cargo, Ortega dijo que atenderá "el reclamo justo" de los diferentes sectores sociales para que se haga justicia al caso Iguala y pidió al presidente Enrique Peña Nieto que no deje de ayudar a Guerrero para reforzar la búsqueda y localizar con vida a los 43 alumnos.

Mientras el Congreso de Guerrero elegía a Ortega, decenas de jóvenes de la Normal de Ayotzinapa bloquearon los carriles de la autopista del Sol, que va de Chilpancingo al puerto de Acapulco, para exigir la aparición con vida de sus compañeros.

El Congreso de Guerrero eligió al ex secretario General de la Universidad Autónoma de Guerrero por 49 votos a favor y seis en contra. El académico deberá finalizar el período para el cual fue elegido Aguirre, el cual concluirá en octubre próximo. El gobernador interino tiene nexos con las escuelas rurales, como la Normal Rural de Ayotzinapa, a la que pertenecían los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre tras ser atacados a tiros por policías.

Acusan al intendente. Según las investigaciones, el alcalde de la ciudad de Iguala, José Luis Abarca, quien está prófugo, fue quien ordenó a policías municipales interceptar colectivos que llevaban a los estudiantes por temor a que "sabotearan" un acto público de su esposa.

La policía mató a seis personas, entre ellas tres estudiantes, en incidentes que precedieron a la desaparición de 43 en Iguala, ubicada a unos 200 kilómetros al sur de Ciudad de México. Después entregaron a los detenidos al grupo criminal de Guerreros Unidos y desde entonces se desconoce su paradero.

En la zona se han encontrado hasta ahora diez fosas clandestinas con 38 cuerpos, aunque la fiscalía mexicana descartó que se tratara de los jóvenes a base de análisis de ADN.

Aguirre, del Partido de la Revolución Democrática (PRD, centroizquierda), presentó en días pasados una solicitud para dejar el cargo al Congreso estatal con el objetivo de "favorecer un clima político" en la región.

En México los funcionarios elegidos por medio del voto no pueden renunciar a sus cargos y sólo pueden pedir licencia. A Aguirre le quedaba menos de un año en funciones, ya que a mediados de 2015 habrá elecciones regionales en Guerrero.

Aguirre pertenece al PRD, el mismo partido del cual es miembro el alcalde de la ciudad de Iguala, José Luis Abarca, que sigue prófugo y es buscado como autor intelectual de los ataques contra estudiantes que dejaron seis muertos, 25 heridos y 43 desaparecidos. Según la Procuraduría General, Abarca dio la orden de interceptar a los estudiantes cuando se dirigían a Iguala, para evitar que alteraran un acto público de su esposa.

En el incidente que cumple un mes intervinieron también miembros del cártel Guerreros Unidos, con el cual el alcalde y su esposa estaban supuestamente ligados, en un caso de violación a los derechos humanos.

república dominicana

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario