Edición Impresa

Agente de Prefectura Naval Argetina preso por presunto vínculo con Los Monos

Es un ayudante de segunda categoría de la fuerza naval, de 44 años, que fue detenido en su lugar de trabajo ayer a la tarde por agentes de la Tropa de Operaciones Especiales.

Sábado 02 de Noviembre de 2013

Un agente de la Prefectura Naval Argentina que prestaba servicios en la Delegación local de la fuerza de seguridad fue detenido ayer a la tarde en la causa que investiga el accionar de la banda narcocriminal de Los Monos y que conduce el juez de Instrucción Juan Carlos Vienna. El uniformado, al igual que los diez policías provinciales que pasaron por esta misma situación, quedó acusado de prestar colaboración a los integrantes del clan delictivo desmembrado a partir del pasado mes de mayo.

La detención del ayudante de 2ª Roberto Mario O., de 44 años, se realizó en el mismo edificio que la Prefectura Naval tiene sobre la avenida Belgrano de esta ciudad y "con la colaboración de las máximas autoridades de la fuerza", aseguró una alta fuente de la Tropa de Operaciones Especiales que llevó adelante el operativo. Y agregó que "el uniformado no ejerció ningún tipo de resistencia, entregó su placa y su arma y quedó detenido e incomunicado hasta el lunes, cuando sea indagado por el juez".

Imputación. La pesquisa del juez Vienna, titular del juzgado de Instrucción Nº 4, se inició a partir del crimen de Martín "Fantasma" Paz, asesinado el 8 de septiembre de 2012 caundo estaba junto a su familia a bordo de una flamante cupé BMW en Entre Ríos y 27 de Febrero. Desde entonces, el magistrado enfocó su trabajo en el accionar de grupos delictivos dedicados al acopio de armas, la concreción de homicidios y la comercialización de estupefacientes, principalmente el clan comandado por la familia Cantero que, desde los barrios Las Flores, La Granada y 17 de Agosto, todos en el sur de la ciudad, se hicieron conocidos como la banda de Los Monos.

Acerca de la imputación que pesa sobre el agente de prefectura detenido ayer, las fuentes explicaron que "es la misma que recayó en todos los policías santafesinos que fueron apresados por sus vínculos con la banda, principalmente a través del traspaso de información y el alerta de los operativos que se iban a realizar contra ellos". Sin embargo, ayer no trascendió si sobre el ayudante Roberto Mario O. hay alguna escucha telefónica o filmación que comprometa su situación como sí las hubo con los otros investigados.

Una larga lista. Hasta ayer, la larga lista de uniformados detenidos en el marco de la causa de Los Monos estaba integrada sólo por policías santafesinos. El primero en caer fue Gustavo "Gugla Gula" Pereyra, quien se desempeñaba en la Brigada Operativa de la Secretaría de Delitos Complejos del Ministerio de Seguridad, es decir el organismo policial crado por el gobierno precisamente para investigar a las bandas criminales. Después cayó otro hombre que prestaba servicios en esa dependencia, Juan "Chavo" Maciel. Más tarde fue el turno del suboficial Angel Alvaro Avaca, quien se desempeñaba como secretario del jefe de la comisaría 15ª y que al momento de ser apresado se encontraba a la espera de destino.

Otro detenido fue el comisario Cristian Floiger, quien hasta el 2 de julio se desempeñaba como máximo responsable del área de Inteligencia de la ex Dirección de Drogas Peligrosas de la zona sur de Santa Fe. El quinto arrestado en el expediente fue el subjefe de Sustracción de Automotores, Guillermo "Pipa" Cardini, imputado de tráfico de influencias, cohecho y asociación ilícita a partir de la supuesta colaboración prestada a la familia Cantero. Todos los nombrados ya recuperaron la libertad y fueron beneficiados con la morigeración de prisión en sus domicilios.

En tanto, hace dos semanas fueron detenidos otros cuatro hombres de la fuerza policial: el agente Juan "Tiburón" Dal Mastro, que se encontraba con licencia por carpeta médica en la ex Drogas Peligrosas de Rosario; el comisario Sergio Blanche, quien se desempeñaba al frente de la comisaría de Puerto General San Martín, en la Unidad Regional XVII; el suboficial Anacleto Enriquez, quien estaba privado de destino tras ser secretario del jefe de dos comisarías; y el cabo Gustavo Cárdenas, empleado en una subcomisaría del Gran Rosario. Finalmente cayó el titular de Sustracción de Automotores, comisario Germán Herrera, a quien una escucha telefónica compromete con el anuncio a Los Monos de un allanamiento que se haría en sus propiedades para buscar vehículos de alta gama comprados con dinero obtenido ilícitamente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS