Edición Impresa

Afirman que en el país mueren 60 personas por día por automedicarse

Argentina es una de las naciones con mayor ingesta de remedios por habitante. Hay 22.000 víctimas anuales por el consumo descontrolado de medicamentos, según un estudio de colegios profesionales.  

Miércoles 04 de Septiembre de 2013

El abuso en el consumo de medicamentos en la Argentina provoca la muerte de 22.000 personas al año, lo que se traduce en 60 decesos al día a un promedio de una víctima cada 23 minutos.

Así surge de las estimaciones de los colegios profesionales, que alertaron además que la automedicación junto a las bebidas alcohólicas y la cocaína es una de las mayores fuentes de intoxicación.

La Asociación Agentes de Propaganda Médica (Aapm) figura entre las entidades que lanzaron el alerta. Señalaron que la automedicación es la segunda fuente de intoxicación después de las bebidas alcohólicas y mayor incluso, que la cocaína.

El número de fallecimientos tiene un correlato con las estadísticas del mercado argentino donde se expendieron 180 millones de medicamentos de venta libre entre febrero 2012 y febrero de este año. Los argentinos consumieron en el período apuntado un promedio de 500 mil envases de medicamentos de venta libre por día.

Argentina es uno de los países con mayor consumo de medicamentos por habitante con un promedio de más de 16 unidades anuales, cifra que solo es superada por Francia y España.

Pese a las campañas de los colegios y entidades profesionales (farmacéuticos, médicos y visitadores médicos), un reciente informe del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos estimó que el consumo abusivo o incorrecto de los medicamentos genera más de 22.000 fallecimientos y que las "internaciones relacionadas con los medicamentos originan un promedio de 60 decesos por día".

Los autores del estudio definieron estas muertes como "una tragedia silenciosa" originada "en el mal uso de los medicamentos" y explicaron que su relevamiento estadístico incluyó 6.800 centros de salud públicos y privados de todo el país y se basó en el cruce de datos de partidas de defunción, internaciones e históricas clínicas.

El estudio calculó que 20.000 personas fallecieron en 2010 por causas vinculadas al mal uso, abuso o efectos adversos de los medicamentos y otras 21.800 fallecieron en Argentina durante 2011.

Las cifras de ventas surgen de fuentes propias de la Asociación Agentes de Propaganda Médica de irrefutable prestigio en análisis del sector farmacéutico y no incluye el denominado "Canal K" o sea el expendio de medicamentos de venta libre a través de los kioscos y ahora también de los supermercados chinos, muchas veces fraccionando los blizters, pese a que constituye una violación de las medidas de seguridad impuestas por la Anmat.

El mercado de venta libre en permanente crecimiento en Argentina durante la última década en virtud de la abundancia de campañas publicitarias, la venta en góndolas y las escasas regulaciones.

Así como la venta de dosis de venta libre registró un crecimiento de 1,5 por ciento, el incremento fue aún más evidente en materia de precios, pues los medicamentos de venta libre fueron los que experimentaron el mayor aumento promedio del mercado.

Precios. Por ejemplo, los medicamentos del mercado ético (venta bajo receta) experimentaron un aumento promedio de 6,2 por ciento en 2012 y los de venta libre sufrieron un incremento de precios promedio del 7,2 por ciento (en dólares).

En el período analizado, el precio promedio de los medicamentos de venta libre se incrementó del 3,5 a 3,8 dólares, equivalente a 7,2 por ciento de variación.

Pero el incremento fue más significativo calculado en moneda argentina, pues alcanzó al 19,3 por ciento al aumentarse el precio promedio de 15 a 18 pesos. Así, la facturación del período comprendido entre febrero de 2012 e igual mes de 2013 acumuló 653.677 millones de dólares, superando los 614.549 millones facturados por la venta libre en el año anterior.

El mercado "popular" o de venta libre tuvo un crecimiento continuo desde 2001 ya que del 14 por ciento trepó por encima del 26 por ciento anual a partir de 2008.

Durante enero y diciembre de 2010, por ejemplo, el incremento fue de 27 por ciento, según las consultoras de venta del sector, en base a datos aportados por los laboratorios y las droguerías.

El crecimiento del mercado popular fue mucho más fuerte que el de los medicamentos éticos durante los últimos 10 años, pues acumuló un incremento entre 2001 y 2009 de 409 por ciento en unidades y 180 por ciento en valores.

Para el mercado ético de venta bajo receta en igual período el crecimiento fue de 32 por ciento en unidades y de 280 por ciento en valores.

En 2001, el consumo anual por cápita era de 1,5 para los medicamentos de venta libre y 8,1 para los éticos; en 2010 la relación pasó a 4 para los medicamentos populares y a 11 para los éticos.

La cámara de laboratorios de venta libre CaPemvel reconoció en marzo de 2011 que las ventas en su sector se habían incrementado 50 por ciento en 2010 con relación al año precedente y ya representaban el 34 por ciento del mercado total.

El Senado argentino aprobó en 2009 la ley 26.567 que prohíbe la venta de medicamentos (incluso los de venta libre) fuera de las farmacias.

Paracetamol, ibuprofeno y Viagra

El consumo descontrolado de paracetamol, aspirinas, ibuprofeno y el Viagra, entre otras sustancias farmacológicas, se han convertido en la “epidemia silenciosa”, con costo para la salud pública, pues la mayoría de los intoxicados por medicamentos acude a los servicios de urgencia de los hospitales públicos financiados por los Estados nacional, provinciales o municipalidades. La Fundación Conamed calculó que por cada peso gastado en medicamentos, se destinan otros 10 para neutralizar efectos colaterales posteriores, a causa de una medicación errónea o el consumo excesivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS