Edición Impresa

Adiós a una leyenda de Hollywood: murió Mickey Rooney

Mickey Rooney, el pequeño actor precoz cuya carrera se extendió por más de 80 años en comedias del cine mudo, musicales con Judy Garland y obras de Shakespeare, murió el domingo en Hollywood. Tenía 93 años.

Martes 08 de Abril de 2014

Mickey Rooney, el pequeño actor precoz cuya carrera se extendió por más de 80 años en comedias del cine mudo, musicales con Judy Garland y obras de Shakespeare, murió el domingo en Hollywood. Tenía 93 años. Rooney se encontraba con su familia al momento de su deceso, informó la policía de Los Angeles, que también deslizó que el actor murió de causas naturales.

Rooney comenzó su carrera actuando en el espectáculo de vodevil de sus padres cuando era un niño, y empezó a aparecer en cine antes de cumplir 10 años. Más de 80 años más tarde seguía acumulando créditos en películas y televisión, una trayectoria que probablemente nadie igualará. "«Siempre digo: no te retires, es mejor que inspires»", aseguró en 2008 en una entrevista con Associated Press. "Hay mucho por hacer", agregó. Uno de sus papeles más recientes fue en el éxito de taquilla "Una noche en el museo", de 2006.

El veterano actor ganó dos premios Oscar por sus logros personales y entre 1939 y 1942 fue el intérprete más taquillero de la industria, lo que se interrumpió hasta que se unió al ejército. En el pináculo de su carrera era la encarnación del hombre-espectáculo que podía cantar, bailar y hacer bromas, cautivando a millones con su gran sonrisa y su cabellera rubia. Más tarde ganó un premio Tony y un Emmy por sus actuaciones en Broadway y un programa de televisión, respectivamente.

La vida personal del actor fue tan colorida como sus papeles en el cine. Su primera esposa fue la glamorosa —y más alta que él— Ava Gardner, y luego se casó otras siete veces. De esos matrimonios nacieron once hijos, cuatro mujeres y siete hombres. Pese a divorcios, problemas financieros y períodos de sequía, siempre mantuvo su vitalidad. "He ido y venido como una pelota de goma", dijo en 1979 cuando trabajó en la película "The Black Stallion", que le valió una nominación al Oscar como mejor actor de reparto, uno de las cuatro que recibió a lo largo de su carrera. Rooney fue el último sobreviviente de la era de los grandes estudios de Hollywood.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS