Economía

Zanella desmantela su producción, remata bienes y vende su marca

La empresa de motos Zanella entró en la fase final de su crisis que comenzó este año con el cierre de sus plantas en Mar del Plata, San Luis y Cruz del Eje. En estos últimos días puso a la venta su marca y empezó a rematar todos sus bienes, al tiempo que comenzó a proponerles el pago del 50 por ciento de la indemnización a los 14 empleados que hoy se encuentran trabajando en la fábrica de Caseros.

Viernes 13 de Diciembre de 2019

La empresa de motos Zanella entró en la fase final de su crisis que comenzó este año con el cierre de sus plantas en Mar del Plata, San Luis y Cruz del Eje. En estos últimos días puso a la venta su marca y empezó a rematar todos sus bienes, al tiempo que comenzó a proponerles el pago del 50 por ciento de la indemnización a los 14 empleados que hoy se encuentran trabajando en la fábrica de Caseros.

Ayer la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), a través de su división motovehículos, emitió un comunicado en el que expresa "la profunda preocupación por la situación que atraviesa la empresa Zanella, que ha hecho público su voluntad de desmantelar la producción de motovehículos en el país, cerrar sus plantas de fabricación, sedes administrativas y vender los actuales activos que posee".

Según planteó Acara, "esta situación extrema, de la empresa que fue líder en el país, no escapa a la realidad de varias fábricas del sector que evalúan medidas similares si no se implementan incentivos que permitan vislumbrar un escenario de viabilidad de la actividad".

Se prevé que el 27 de diciembre cuando se reúna la Asamblea General de Accionistas se decida el futuro de la compañía.

En las últimos días se publicaron varios avisos en distintos diarios en los cuales la empresa remata bienes que van desde motos, cascos camiones, semirremolques, grupos electrógenos y utilitarios. "Antes de este remate, ya había vendido una línea. Se están sacando todo de encima y mientras tanto a la gente le proponen pagarle un 50 por ciento de la indemnización y en ocho cuotas. Denunciamos que es ilegal porque el procedimiento preventivo de crisis no fue homologado aprobado por el Ministerio de Trabajo. La empresa alude que por problemas económicos tuvieron que llegar a esta resolución pero no está comprobado", explicó el dirigente de la UOM de Tres de Febrero, Hernán Torres.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario