Economía

Yofra: "El conflicto en el sector agroexportador puede ser un faro para la clase trabajadora"

El secretario general de la federación nacional de trabajadores del complejo oleaginoso se refirió a la pelea que puede marcar el mapa salarial de 2021

Domingo 27 de Diciembre de 2020

Los trabajadores del sector aceitero llevan adelante una histórica medida de fuerza a partir de un reclamo de recomposición en el sector más dinámico de la economía que es el de la agroexportación. La pelea influirá decisivamente en el panorama salarial y la situación laboral. Desde el 9 de diciembre, pararon las plantas de todo el país del complejo oleaginoso. La protesta se realiza encuentra en unidad de acción a la federación nacional que nuclea a los obreros del complejo oleaginoso, al Soea de San Lorenzo, y los recibidores de granos agrupados en Urgara.

Los aceiteros habían hecho punta en el caótico proceso paritario de este año, al acordar en abril un básico de $ 69 mil para un peón sin ningún tipo de adicional, lo cual representaba un aumento de un 25% del salario. También firmaron, y una cláusula de revisión en agosto. La magnitud de esa actualización forma parte de los reclamos y del conflicto, así como la pauta salarial para 2021 y los bonos de fin de año y por pandemia.

El gremio aceitero instaló la tradición de basar su reclamo de aumento en el monto de un salario mínimo, calculado según manda el artículo 14 bis de la Constitución y el 116 de la ley de contrato de trabajo. Es decir, que cubra las necesidades del trabajador para una vida digna y no sólo una canasta elemental. El cálculo lo realizan en base al Indec. En agosto Resultó que en agosto el salario mínimo debía ser de $82 mil. Conforme avanzaron los desacuerdos, esa cifra se fue actualizando por efecto inflacionario, y hoy el gremio pide $ 87 mil y un cierre de $ 93 mil en enero. A ello se debe sumar el bono de fin de año, más el porcentaje de participación en las ganancias.

La negociación en base al valor de la fuerza de trabajo y no sobre porcentajes que persigan la inflación permite recuperar salario. Desde 2009 se acuerda en base a esa pauta el salario básico a nivel nacional. Pero ahora “las empresas se niegan y pretenden darnos un aumento que acompañe la inflación mes a mes pero con el salario de abril, lo que implica una rebaja salarial”, señaló Daniel Yofra, secretario general de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores y Afines de la República Argentina (FTCIODyARA).

En diálogo con el programa radial La Banda Cambiaria, subrayó que ese tipo de petitorio se utiliza en Rosario desde 2006. “No es algo que nosotros cambiamos sobre la marcha, esa cifra es la que equivale a un sueldo para que todos los trabajadores, no sólo los aceiteros, puedan satisfacer las necesidades que indica la ley”, añadió el dirigente.

“Las patronales cada vez que tenemos una discusión salarial siempre dicen que no lo pueden pagar. Así son todas las patronales y no sólo éstas, que son de las más caraduras de todas, por el hecho de la rentabilidad que tienen y porque nosotros no hemos parado, hemos sido trabajadores esenciales durante la pandemia y lo seguimos siendo”, renegó Yofra.

Para el secretario general de la federación de aceiteros, el actual conflicto tiene un tinte político relacionado con el perfil ideológico de los empresarios. Recordó que el histórico paro de 25 días corridos en 2015 fue durante la presidencia de Cristina Fernández. En cambio, durante el gobierno de Mauricio Macri, que “fue el que más ajustó a la industria”, nunca se llegó a un paro porque siempre las empresas buscaron un arreglo. “Es extraño que hoy, estando este gobierno, esta gente se ponga más dura. Me parece que están especulando para tratar de lograr una baja de impuestos o una devaluación y nos quieren tomar de rehenes”, especuló.

“Nosotros dimos el argumento por el cual pedimos esa cifra, la patronal debería presentar los balances, como lo establece la ley, para demostrar en todo caso por qué no la pueden pagar”, ironizó Yofra, quien advirtió que los obreros van “a resistir como siempre hasta lo último, y veremos quién aguanta más”.

El paro superó los 15 días, se extendió durante la Navidad, y provocó que más de cien barcos esperen en el río para cargar. “Ellos dicen que pierden u$s 100 millones por día de paro, con eso pagarían a todos los trabajadores el sueldo de todo el años”, disparó el dirigente.

https://twitter.com/FTCIODyARA/status/1342968666523111424

Yofra consideró que es la clase obrera la que debe determinar cuánto debe cobrar un trabajador para vivir dignamente, ajustándose a derecho. “De lo contrario, nos adaptamos al sistema que dice que tenemos que cerrar salarios por porcentaje de inflación, independientemente de si tenemos un sueldo de pobre, como si ese porcentaje te levantara el poder adquisitivo”, analizó.

“Los aceiteros queremos ser un referente de la clase trabajadora; no un referente gremial ni político, sino ideológico, queremos concientizar a todos los trabajadores tenemos la obligación de saber cuánto debemos cobrar para vivir dignamente”, subrayó.

Respecto de la unidad exhibida con los otros gremios en huela, Yofra señaló que “las patronales lograron lo que nosotros los dirigentes no lográbamos hacer. Venimos hablando hace mucho tiempo de pelear juntos, independientemente de los reclamos que cada sector haga y la patronal en su negativa y en su intransigencia nos ha unido”.

En ese sentido, la medida de fuerza es “un faro para el resto de la clase trabajadora, porque si esperamos a que las centrales sindicales se unan vamos a estar muchos años porque hay ambiciones desmedidas de poder”, remató.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS