Economía

Ultimos informes de la economía bajo la lupa

La suba del dólar se comenzaría a reflejar en dos meses, con una inflación en torno al 30 por ciento anual.

Domingo 20 de Mayo de 2018

El director ejecutivo de la consultora de inversiones First Capital Group, Miguel Arrigoni, sostuvo que "la Argentina tiene más chances exportadoras" tras la devaluación de 25% del peso respecto del dólar en lo que va del año.

Subrayó que "el gobierno tiene que aprovechar esta devaluación importante del 25% para acomodar la balanza de pagos", porque afirmó que "Argentina ahora tiene mas chances exportadoras y la importación se vuelve más cara".

También evaluó que el aumento del dólar permitirá "acomodar la balanza fiscal", aunque remarcó que "para esto es fundamental que no se traslade el total de la devaluación a precios".

"No hay que reconocer la inflación, excepto en los productos que tiene importación directa o exportación. La gran batalla es aprovechar esta devaluación para combatir el gasto publico no convalidando la inflación", indicó Arrigoni.

"El ajuste ya está hecho. Lo tendría que haber hecho el Gobierno pero lo hizo el mercado. Ahora hay que aprovechar la crisis a sabiendas que es un año no electoral para tomar decisiones a partir de esta nueva realidad", dijo Arrigoni.

Sostuvo que "a partir de tener la balanza de pagos y la fiscal positiva, Argentina tiene las manos libres para volver a acumular reservas, tomar empréstito internacional, seguir con el Fondo Monetario Internacional (FMI) si le conviene o eventualmente cancelarlo si no le conviene, y recuperar la manija".

"Hay que aprovechar para bajar la tasa de interés. Es impensable que siga en 40% la tasa real cuando el dólar ya vale $25. Quedó demostrado que la tasa y el dólar no son correlativos. Hay que aprovechar y bajar la tasa al 18% y dejar fluir el mercado. El dólar se combate en otro lado y no con la tasa. Así conseguiremos no entrar en recesión", concluyó el analista.

El derecho al agua

Durante una reunión entre el Director de la Cátedra del Agua de la Universidad Nacional de Rosario, Aníbal Ignacio Faccendini y el senador provincial, Miguel Angel Cappiello, se acercaron posiciones para que los santafesinos puedan acceder al derecho al agua potable, libre y gratuita en bares, restaurantes, ámbitos públicos, privados con función pública, espectáculos públicos, en ámbitos bailables y en espacios de trabajo público y privado.

Esto produce un gran impacto de economía ecológica dado que sería un pequeño paso y un gran avance ambiental del derecho humano al agua para los más de 3.000.000 de personas de nuestra provincia. También sería un logro para la equidad social y ambiental dado que la ciudadanía tendría que abonar por lo sólido u otra sustancia que consumiera y no por el agua. También tendría un impacto saludable, habida cuenta que la gente que no puede tomar otras bebidas podría acceder libremente al agua potable.

Los beneficios son para todos, para los ciudadanos por el acceso al derecho humano al agua potable, libre y gratuita. También para los dueños de bares y restaurantes, (aproximadamente 20.000 en la provincia) porque la gente que no gasta en bebidas, se desplaza a consumir más sólidos.

En la reunión Faccendini comentó que el proyecto presentado por la diputada provincial Marita Ayala, que se basa y apoya en el derecho de jarras de la Cátedra del Agua de la UNR y que fuera aprobado en la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe, se encuentra en la Cámara de Senadores. Motivo por el cual se solicitó al Senador Cappiello que apoyara la iniciativa para su provincialización en las 362 localidades de la provincia.-

Al legislador le pareció muy interesante la medida. No sólo por lo sustentable del derecho de jarras de agua sino también porque significa una situación positiva en el derecho a la salud para las personas.

Faccendini se mostró contento dado que Cappiello consideró que sus pares apoyarían el proyecto y lo aprobarían.

Asimismo, se destacó lo positivo de dicho derecho, porque genera una pauta de economía ecológica, evitación de consumismo, por otro lado salud para la gente y sostenibilidad económica para los actores económicos proveedores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario