Economía

Tras un breve discurso de Macri, el dólar se catapultó hasta los $ 35 en Rosario

La divisa subió más de dos pesos en la hora y media de cierre. El anuncio sobre negociaciones con el FMI espiralizó el incremento.

Jueves 30 de Agosto de 2018

Ni días ni meses. En una hora y media un comprador de dólares hizo una diferencia de dos pesos por unidad si realizó la operación cerca de las 14. A esa velocidad se mueve el mercado de divisas en medio de la crisis financiera. La moneda estadounidense cerró a 35 pesos para la venta minorista en Rosario. Dentro de una corrida que se inició en abril, el desenfreno de ayer se activo tras el breve discurso del presidente Mauricio Macri, quien confirmó que pidió al Fondo Monetario Internacional (FMI) que adelante los desembolsos del préstamo de 50 mil millones de dólares del año pasado para garantizar el pago de la deuda.

En lo que va del año la divisa norteamericana se disparó más del 80 por ciento y sigue generando mayor presión sobre los precios y tarifas, en medio de una corrida cambiaria que se inició en abril y que persiste pese a las intervenciones del Banco Central y el acuerdo con el FMI.

La fuerte corriente compradora tiene múltiples factores: venta de Lebac por parte de inversores que se pasan a dólares, especulación financiera y la compra de empresas y pequeños ahorristas que buscan resguardo ante la persistente depreciación de la moneda. Las colas en el centro rosarino frente a las casas de cambio dan cuenta de esa generalización de la corrida. Las urgentes remarcaciones de precios en los supermercados durante la tarde de ayer vaticinan el impacto que tendrá.

La corrida cambiaria que estalló en abril tuvo una breve tregua en julio, luego del acuerdo con el FMI. Pero la demanda de divisas para fuga nunca amainó y, cuando se acabaron los dólares provenientes del primer tramo del desembolso, a principios de agosto, el mercado volvió a despertarse. Y lo hizo en forma. Una semana atrás el dólar estaba en el orden de los 30 pesos. Ayer cerró a 35 pesos en Rosario.

Frente a la desconfianza del mercado ya no sobre la disponibilidad de dólares sino sobre la solvencia del país para cumplir con sus compromisos, el gobierno anunció que pediría al FMI que activara el desembolso de 3 mil millones de dólares correspondiente a septiembre. La respuesta fue otra suba de la divisa.

Frente a un creciente temor del mercado local e internacional sobre la capacidad de pago de la enorme deuda que tomó durante los dos años y medio de su administración, Macri habló ayer al país durante menos de dos minutos para asegurar que había acordado con el FMI el adelanto de los desembolsos correspondientes al préstamo firmado durante el mes de junio.

El acuerdo stand-by a tres años, por 50.000 millones de dólares, contemplaba un primer tramo de 15 mil millones de dólares, que en buena medida ya gastó en financiar la fuga de divisas, y luego entregas trimestrales de hasta 3 mil millones de dólares a cambio del cumplimiento de las metas fiscales acordadas. El FMI habría aceptado ahora otorgar en 2019 los desembolsos previstos para 2020 y 2021. Esto significaría un aporte de 29.000 millones de dólares el año próximo, que se sumarían a los 21.000 millones de dólares.

Con este nuevo paraguas, el gobierno pretende despejar la idea de que va camino a un default, a dos años y medio de haber recibido a la economía con uno de los ratios de endeudamiento más bajos del mundo en relación al PBI. El derrumbe de los bonos argentinos y la disparada del riesgo país, actualmente en 725 puntos, así como el aumento de los contratos de seguros de default, expresan esta preocupación.

En su breve alocución, Macri dijo que fue obligado a tomar esa medida porque hubo "nuevas expresiones de falta de confianza en los mercados".

Pero tras el discurso, el dólar abrió con tendencia alcista y su precio tomó impulso con el correr de las horas. Ante la firme demanda, el Banco Central volvió a vender reservas, pero no logró contener la escalada del tipo de cambio, tal como sucedió el día anterior.

La autoridad monetaria subastó u$s 300 millones en el mercado cambiario para intentar contener el precio del billete verde. La subasta se registró cuando la cotización oficial del dólar subía unos doce centavos hasta $32,17 para la venta, con lo que quienes accedieron a esa operación ganaron más de 2 pesos por unidad en un par de horas. El raid de la divisa ayer fue de una hora y media. Cerró a 35 pesos en Rosario.

El BCRA entregó u$s 300 millones


El Banco Central ofreció 300 millones de dólares y los inversores los compraron todos, a diferencia de los últimos días, cuando la demanda era parcial. En la semana se desprendió de 710 millones. En lo que va del año la divisa acumuló un incremento de 81,1%. El mercado disponible operó u$s 669 millones. En el mercado de futuros Rofex se operaron u$s 2.016 millones, de los cuales más del 40% se pactó entre agosto y septiembre, con precios finales de $33,95 y $35,1, respectivamente, con tasas de 26,84% y 36,90%. En el plazo de octubre se operaron u$s 1.078 millones. Para fin de año el mercado espera que la divisa opere a $38. Las reservas del BCRA cedieron ayer u$s 396 millones, hasta los u$s 54.301 millones.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario