Economía

Oportunidades a la vista

Los movimientos políticos no generan volatilidad, los mercados locales están más atados a los vaivenes mundiales. Lo que mueve al mercado es la guerra entre China y Estados Unidos. Los inversores aprovechan a cubrirse en dólares, y comprar gangas.

Domingo 26 de Mayo de 2019

Los movimientos políticos no generan volatilidad, los mercados locales están más atados a los vaivenes mundiales. Lo que mueve al mercado es la guerra entre China y Estados Unidos. Los inversores aprovechan a cubrirse en dólares, y comprar gangas.

Los mercados internacionales dieron señales de distensión. China abrió las puertas para una negociación con Estados Unidos, se apreciaron las monedas emergentes y la tasa sigue muy baja a nivel mundial. Las acciones argentinas en el exterior subieron de precio, al igual que lo hicieron las acciones de Brasil y otros países emergentes. El riesgo país baja, las dudas quedan.

Un tema especial es el dólar. Los individuos no detienen su compra, En los primeros 4 meses del año 2019 las compras de billetes ascendieron a u$s 3.996 millones, cuando un año atrás se ubicaban en u$s 5.878 millones. Parece una caída importante, pero teniendo en cuenta la alta dolarización de carteras, da la sensación que la sed de dólares no se detiene.

La formación de activos en el exterior, que es dinero que sale de la argentina, más atesoramiento, suma en cuatro meses del corriente año u$s 7.036 millones, cuando hace doce meses se ubicaba en u$s 8.986 millones. Esto implica que la salida de fondos está lejos de detenerse, sino más bien continua a buen ritmo.

En donde se nota una merma importante es en los servicios de pago de viajes al exterior y tarjetas, que en los primeros cuatro meses del año suman u$s 2.345 millones, y un año atrás ascendían a u$s 4.116 millones.

Claramente los argentinos están viajando menos al exterior, dada la recesión, el mayor costo de los viajes y la falta de financiamiento.

Los extranjeros que llegan al país han gastado en los primeros cuatro meses u$s 764 millones, cuando un año atrás gastaban u$s 715 millones. Hay una suba en el gasto, pero estos números no mueven el amperímetro de la economía nacional.

Esta semana el gobierno nacional colocó una Lete en dólares a 60 días al 4% anual, mientras que a 210 días la colocó al 6,2% anual al 20 de diciembre de 2019. Parece una tasa atractiva, pero el Bonar 2020 con vencimiento el 8 de octubre de 2020 rinde el 17% anual, casi 4 veces más que una tasa a 60 días. En el mercado hay una alta penalización por todo lo que vence después de 2019. Con vencimientos de amortización, por ejemplo, el Bonar 2024 rinde el 17,6% anual. Los bonos con rendimientos largos como el bono a 100 años rinden el 10,3% anual.

En materia de pesos, los depósitos a plazo fijo rinden entre el 53% y 55% anual dependiendo de plazo y monto. Un bono que ajusta por inflación como el PR13 rinde inflación más el 29% anual, paga renta y amortización mensual hasta el 15 de marzo de 2024. El PR15 que es un bono que paga tasa Badlar, paga amortización más renta trimestral, y vence el 4 de octubre de 2022. Rinde el 100% anual.

Con estos rendimientos muchos inversores internacionales están desembarcando en Argentina para apostar a que la próxima presidencia dará previsibilidad económica y honrará los servicios de la deuda. Se han abalanzado sobre las acciones bancarias, en donde los máximos exponentes son Banco Macro, Galicia y Supervielle, que se llevan el mayor volumen en argentina y en el exterior.

No faltan las precauciones, cada vez que el dólar baja, hay especuladores que aprovechan para tomar coberturas en el mercado de futuro del dólar, klas cuales suman un total de u$s 3.500 millones, y en el mes de mayo se han acrecentado en u$s 400 millones.

Entre octubre y noviembre, que son los meses de las elecciones presidenciales, hay coberturas por u$s 250 millones. La tasa que pagás por asegurarte el precio del dólar es del 66% anual, una tasa muy parecida a la tasa de política monetaria que se ubica en el 71,3% anual, la tasa de las tan conocidas leliq.

Conclusión

• La suba de los mercados no se debe a que se conocieron fórmulas presidenciales o juicios emblemáticos. El mercado está afectado por variables incontrolables de la economía internacional.

• En el plano local, la inflación mayorista se ubica en el 72,6% anual, y la minorista en el 55,8% anual. Esperamos que recién en junio o julio haya una disminución de la inflación anual, con mayor peso cuando lleguen los meses de septiembre y octubre, que fue cuando se hicieron los picos de inflación en el año 2018. Por lo tanto, el oficialismo no podrá mostrar mejores índices inflacionarios hasta la segunda vuelta electoral.

• La noticia positiva para el país es la mejora en precios de maíz, soja y trigo, pero cuidado, puede ser una suba o el rebote de gato muerto para seguir bajando. Los que tengan mercadería deben asegurarse precio.

• La preocupación de los empresarios es que sus balances dan ganancias ficticias ya que no les dejan ajustar sus activos por inflación para fines impositivos. Tomar posición en una Sociedad de Garantía Recíproca te permite desgravar impositivamente y quedarte invertido en dólares a 2 años vista, un tema para tener en cuenta.

• Ya se ven fondos internacionales comprando bonos y acciones, para muchos argentinos el panorama electoral asusta, para otros les genera adrenalina. Los precios de los activos financieros argentinos están regalados, invertir, dejar de ver noticieros económicos y mirar Netflix es una buena política, por allí en 6 meses las ganancias pueden ser muy importantes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});