Economía

Macri vivió la cumbre como un bálsamo en medio de la áspera campaña electoral

El presidente, como ocurrió en el G20, suele sentirse cómodo con sus pares internacionales. Además, recibió alabos por el acuerdo con la UE.

Jueves 18 de Julio de 2019

Como si se tratara de una remake del G-20 pero a escala regional, el presidente Mauricio Macri vivió ayer en la ciudad de Santa Fe una de esas jornadas en las que se le nota a flor de piel el disfrute del poder. Aquellas en las que puede dejar de lado, aunque sea por unas horas, como sucedió en la víspera, la campaña electoral, el riesgo país, las tasas y el dólar le imponen en la agenda diaria.

Esta vez no lloró emocionado desde un palco del teatro Colón, pero desde que la aeronave presidencial aterrizó a las 11.45 en el improvisado helipuerto detrás de la estación Belgrano en la capital provincial, donde se desarrolló la Cumbre del Mercosur, el semblante del jefe del Estado denotaba ese particular estado de ánimo. Lo que permitió constatar una vez más algo que propios y extraños señalan como rasgo distintivo de sus tres años y medio de mandato: el presidente encuentra codeándose con sus colegas el aliciente que le cuesta recolectar adentro de las propias fronteras.

Así fue como apenas ingresó al hall del Centro de Convenciones, donde lo recibieron el gobernador Miguel Lifschitz, el intendente José Corral y el canciller Jorge Faurie, Macri bromeó con un granadero de la custodia presidencial y se permitió, en medio del discurso oficial, lanzarle una gastada futbolera a su par brasilero Jair Bolsonaro por el polémico uso del VAR en la reciente Copa América. "Es el único plano en el que tenemos rivalidades", reconoció divertido por la ocurrencia el presidente del país vecino.

Es más: el titular de la Casa Rosada se dio el gusto de escuchar con una sonrisa de oreja a oreja los elogios que le dedicaron sus pares por "los logros" obtenidos durante su presidencia pro témpore del Mercosur, especialmente el incipiente acuerdo con la Unión Europea. Ponderación que oyó hasta en boca del presidente boliviano Evo Morales, con la salvedad de que dicho acuerdo favorezca a los más sectores más postergados de la población, mención que Macri asintió con su cabeza a modo de devolución.

Hay un dato de la realidad que alimentó la autoestima presidencial, ya que si bien hubo algunas manifestaciones de protesta "contracumbre" —que un celoso operativo de seguridad de fuerzas nacionales mantuvo alejadas de los escenarios oficiales, al igual que al periodismo— la organización del evento resultó exitosa.

En ese contexto en el que el primer mandatario parece desenvolverse a sus anchas, pronunció un discurso de neto contenido político, que leyó cuidadosamente apoyándose en un telepronter. El párrafo final se lo dedicó sin ambages a la situación de Venezuela. "Mi solidaridad con el pueblo venezolano, que sufre una crisis humanitaria sin precedentes en la región. Reconocemos a la Asamblea Nacional y al presidente encargado, Juan Guaidó, como la única autoridad legítima de Venezuela", sentenció el presidente. Que además le pidió a Nicolás "Maduro que deje de obstruir la transición democrática y cese las violaciones de los derechos humanos de los venezolanos".

Sobre el acuerdo con la UE, Macri definió que se trata de "una señal clara al mundo de que queremos que el Mercosur sea abierto, competitivo, dinámico, comprometido con la integración y el comercio, con las reglas de juego claras, para fomentar las inversiones y hacer negocios".

Y no dudo que la integración entre los bloques europeo y sudamericano impactará "positivamente en la calidad de vida de nuestra gente, no es un punto de llegada sino un punto de partida".

"Venimos de la reunión del Mercosur, donde estuvimos eufóricos por haber dado la vuelta a una página de 20 años", diría después en el acto político que encabezó ya finalizada la cumbre (ver aparte) en el club Ateneo Inmacualada de los curas jesuitas. Allí el mandatario ya estaba nuevamente en modo campaña, buscando recobrar fuerzas de una Cumbre que definió como "histórica" de cara al tramo final hacia las Paso de agosto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario