Economía

La pobreza subió a 41,8% en Rosario y la indigencia se disparó a 13,3%

Hay casi 552 mil pobres. Poco más de 176 mil de ellos no cubren la canasta alimentaria. La asistencia de la provincia es clave para atenuar la pobreza

Jueves 01 de Octubre de 2020

La pobreza alcanzó 41,8% de la población del Gran Rosario en el primer semestre de este año, y la indigencia al 13,3%. Hay 551.802 personas en el aglomerado que no cubrieron con sus ingresos el costo de una canasta básica de bienes y servicios. Y 176.166 de ellos ni siquiera pusieron costear el conjunto de alimentos esenciales. Aún así, la asistencia alimentaria de la provincia atenúa el impacto para que no sea mayor.

Según los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), entre el primer semestre de 2019 y el mismo período de 2020, hubo 85.679 nuevos pobres en la región. Además, muchos de los que ya eran pobres entraron en la indigencia. Por eso hubo más de cien mil nuevos indigentes. En términos porcentuales, la proporción de la población total bajo la línea de pobreza se incrementó en 6,3 puntos interanuales. La indigencia sumó 7,6 puntos.

Si el aumento de la pobreza espanta, el ritmo de avance de la indigencia es de terror. La cantidad de hogares que no reúnen ingresos para adquirir la canasta alimentaria casi se duplicó en un año, al pasar de 20.504 a 44.789.

La explosión de la tasa de indigencia es un efecto directo de la pandemia, ya que venía creciendo un ritmo sostenido pero moderado, al pasar del 5% del primer semestre de 2018 a 5,7% en el mismo período de 2019 y al 7,3% a finales del año pasado. De allí, saltó al 13,3%.

Los dos últimos años del gobierno de Macri fueron una fábrica de pobres en la región. La tasa pasó de 24,9% al 35,5% entre la mitad de 2018 y la de 2019. Pasados otros doce meses, ese indicador asó al 41,8%. El efecto Covid 19 sumó estadísticamente menos pobres pero mandó muchísimos más a la indigencia.

El Gran Santa Fe acusó una tasa de pobreza de 42,6% y un 10,9% de indigencia. La pintura social de una de las provincias más ricas del país es dura: 778.668 pobres en sus dos grandes aglomerados.

Ya la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) había medido para el segundo trimestre del año un 17,9% de desempleo en Rosario y un 20,3% en la capital provincial. Los más golpeados fueron los trabajadores informales, ya que la doble indemnización y los ATP permitieron achicar mucho el daño en el empleo registrado.

Hay análisis que atribuyen a estos datos sociales la decisión de de liberar cada vez más actividades comerciales y de esparcimiento en medio del peor pico de contagios de coronavirus. Un giro drástico y riesgoso en el equilibrio entre salud y economía que es funcional a la vocación santafesina por priorizar las cuentas públicas. Así, el superávit fiscal que acumuló el Estado provincial convive con la crisis económica y el pedido que le formuló el gobernador Omar Perotti al presidente Alberto Fernández, de planes contra el desempleo.

Para hacer frente al impacto de las restricciones por la pandemia, el gobierno de Santa Fe volcó $ 195 millones para realizar unos 5.500 aportes en el marco del Programa de Asistencia Económica de Emergencia. Son aportes no reintegrables de entre $ 10 mil y 50 mil mensuales. En la provincia lo evalúan como clave para atenuar el impacto de estos números.

La Nación volcó a nivel nacional un equivalente a cinco puntos del PBI en sostener la economía frente a la pandemia, más otros dos puntos en asistencia financiera. Creó el IFE, el ATP, la tarjeta Alimentar, instrumentó créditos a tasas subsidiadas y dispuso aumentos extra de las jubilaciones y la AUH, además de volcar fondos directos a las provincias para compensar la caída de la recaudación federal y local.

En santa Fe, casi 700 mil personas cobran el IFE, mientras que 19 mil pymes y 175 mil trabajadores recibieron el ATP. La Tarjeta Alimentar cubre a 110 mil beneficiarios. A eso se suman los refuerzos nacionales a beneficiarios de AUH uy jubilaciones. También se repusieron subsidios y se instrumentó asistencia a las finanzas provinciales. El proyecto de presupuesto nacional 2021 contempla gastos por $ 340 mil millones en territorio santafesino. Incluidos, más de $ 6 mil millones por la tarjeta Alimentar. En el Congreso, promueve un aporte especial para las grandes fortunas, cuya recaudación en parte se destinará a la urbanización de barrios vulnerables.

Así como con el desempleo, la tasa de pobreza en el Gran Rosario es superior a la tasa nacional, que se ubicó en el 40,9%. Después de varios años de evolucionar por debajo del promedio, el indicador regional comenzó a converger desde 2016. Finalmente lo superó.

El porcentaje de pobres en Rosario es el octavo más alto del país. El triste ranking lo lidera Concordia (52,2%). La ciudad de Buenos Aires tiene la cifra más baja (17,3%).

5df22f57b1708_1004x565.jpg
El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aseguró que “en términos de recursos aplicamos $ 420.000 millones en este tiempo de la pandemia”. Y recordó que “ todo el año pasado se destinaron a la política alimentaria $28.000 millones, mientras que este año, en ocho meses, fueron $80.000 millones”. Pero, para el funcionario, “la salida de la pobreza tiene que ver con el crecimiento económico y un modelo de desarrollo”.

Para el economista Andrés Asiaín, del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso), “se impone la necesidad de una política clara de impulso a la demanda que deberá ser inducida por Estado”. Para eso, “no sólo se necesita una moderación en el ritmo de la devaluación oficial y una recomposición salarial, sino un programa de obras públicas que se concentre en sectores económicos que resuelvan demandas sociales urgentes que multipliquen el empleo y tengan bajo derrame hacia importaciones y compra de divisas”.

La contracara

La pobreza y el dólar. El dinero o inversiones que los argentinos tienen en el exterior o en otras divisas, ascendían en el segundo trimestre del año a u$s 391.768 millones, por encima de los u$s 385.047 millones del primer trimestre. Así lo informó el Indec el martes pasado, al difundir el informe sobre la balanza de pagos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario