Economía

Fuerte ofensiva de los hombres denegocios por la flexibilización laboral

Los CEO's de Techint y Mercado Libre reclamaron cambios en las condiciones de trabajo. Fuerte presencia de caciques sindicales.

Sábado 14 de Octubre de 2017

El coloquio de Idea, que cerró ayer con la presencia del presidente Mauricio Macri, se convirtió en un foro de respaldo a los proyectos de reforma laboral y fiscal.

El presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, sostuvo que "hay que trabajar con los convenios en los detalles e ir actividad por actividad", y aseguró que los empresarios tienen el "deber de listar lo que necesitamos y ver en las reuniones con los sindicatos si se puede reformar o no".

Del lado sindical, el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra, aseguró que "la reforma laboral no es necesaria". Pero dijo que, si hay que hacer reformas, "deben ser a través del convenio colectivo de trabajo".

"No hay nada que haga necesario discutir una reforma laboral, lo que hay que discutir es una reforma fiscal, podemos hablar de impuesto al cheque, ingresos brutos y todos los impuestos distorsivos que afectan la competitividad", disparó el sindicalista.

Por otro lado, el presidente de Toyota Argentina y CEO de Toyota Venezuela, Daniel Herrero, dijo que "hay que trabajar punto por punto y si hay algo que globalmente se tiene que cambiar, se puede hacer".

Herrero consideró que el "gran desafío que tenemos es la generación de empleo, porque la tecnología genera desempleo y es donde la empresa tiene que arriesgarse, y tiene la capacidad de hacerlo".

El presidente de la Unión Industrial (UIA), Miguel Acevedo, dijo que "no ve que una reforma laboral como la de Brasil" esté en los planes del gobierno sino modificaciones sectoriales. Y consideró que "todos saben cuáles son los impuestos regresivos, pero no los van a bajar porque el Estado no tendría cómo financiarse".

Mirada radical

Más temprano, el titular del Grupo Techint, Paolo Rocca, y el de Mercado Libre, Marcos Galperín, manifestaron su deseo de que Argentina encare una amplia reforma laborar y educativa para que el país pueda insertarse de manera efectiva en la economía mundial, ante los abruptos cambios tecnológicos, y "erradicar las actitudes extorsivas" que realizan algunos sindicatos.

El titular del Grupo Techint, quien por primera vez hablaba en el foro empresario, destacó que con el actual gobierno de Macri "se percibe un clima muy positivo de transformación en Argentina".

Rocca consideró que la reforma laboral "es inevitable" debido a los cambios tecnológicos que presenta el mundo, pero esta debe estar acompañada "por un cambio en la educación, y la transformación del conurbano, donde la tercera parte de la población vive bajo la línea de pobreza". Dijo que sin estas tres transformaciones "la gobernabilidad de la Argentina será imposible".

"Luego de dos años en que se superaron muy bien los problemas coyunturales, el gobierno está instalando una agenda a largo plazo donde los empresarios debemos contribuir", dijo Rocca, ante un auditorio que reunía a los principales hombres de negocios.

Por su parte, Galperín, quien ponderó la reforma laboral brasileña, dijo que "hay que aclarar que el poder adquisitivo de los trabajadores debe estar garantizado", pero advirtió que "si queremos bajar la pobreza a un dígito será imposible que sigamos en este marco" sindical.

Explicó que "en los próximos años habrá creación de empleo por el mayor nivel de actividad vinculado a la realización de obra pública", una actividad "en que si sos 20 por ciento o 30 por ciento menos competitivo que Chile o Brasil no importa porque no vas a importar una carretera o un puerto o un edificio".

Rocca explicó que la automatización, la introducción de inteligencia artificial, la robotización, "han transformado la producción", y eso generó modificaciones en Alemania en el 2001, en Francia con el presidente Emmanuel Macron, en Italia y en Brasil.

Tenemos que capacitar a la gente "para operar en un mundo distinto, donde las competencias cambian muy rápidamente y donde hay que alentar la inversión de riesgo de las empresas, pero a las que también hay que permitirles expandirse y reducirse, si es necesario, sin que esto lleve a un proceso disruptivo".

"La flexibilización hoy es inevitable", aseguró el titular de la multinacional Techint, y pidió "condiciones laborales que no son las que el mundo conoce".

"Hay que encarar la reforma por los convenios colectivos, por empresa, en un marco abierto", dijo Rocca.

Rocca consideró: "No podemos tener la planta parada por 10 personas alrededor de un fogón, y que no dejan entrar los camiones", frase que fue aplaudida por la concurrencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario