Economia

El brote inflacionario genera alarma en EEUU

En Wall Street dudan sobre el impacto que pude tener la aceleración de precios sobre el crecimiento que arrancó tras la primera ola de la pandemia

Domingo 30 de Mayo de 2021

El gran interrogante en Wall Street es si el brote inflacionario que afecta la economía estadounidense en momentos en que el país se recupera de la pandemia es algo temporal o el inicio de un problema grande, que puede poner fin a un período de enorme crecimiento que comenzó en marzo del 2020.

La ansiedad aumenta por el hecho de que hace más de una generación que Estados Unidos no soporta un período inflacionario fuerte y prolongado. Lo que sí está claro es que el precio de la nafta subió de 1,89 dólares el galón a 3,04 en un año. Y que los autos usados costaban en abril un 21% más que en el mismo mes del 2020.

Muchos economistas y la Reserva Federal (FED) dicen que nada de esto es preocupante. Están convencidos de que la suba de precios es un fenómeno pasajero. Si se equivocan, sin embargo, la economía podría sufrir un gran cimbronazo, que forzaría a la FED a dar marcha atrás con una política de tasas muy bajas, reduciendo la compra de bonos que da impulso a los mercados.

Esa perspectiva se hace sentir en los mercados. El índice S&P 500 bajó un 2,1% en un día la semana pasada, luego de que el Índice de Precios al Consumidor subiese a su ritmo más acelerado desde el 2008 en un año en mayo.

Los economistas de hoy no están acostumbrados a lidiar con un proceso inflacionario grave. La mayoría no habían nacido cuando Estados Unidos soportó su último brote serio, en las décadas de 1970 y 1980, cuando la inflación no bajaba del 10%. “No hay dudas de que haber vivido eso ayuda’’, dijo Rich Weiss, gerente de carteras de American Century Investments. Trabaja en el sector desde 1984, cuando la inflación ya estaba cediendo, pero recuerda lo dolorosos que fueron los años previos, cuando todavía estudiaba. “Cualquiera puede analizar los números de entonces y ver lo que pasa cuando la inflación se arraiga en la economía’’, expresó. “Pero es distinto si tienes que pasar por eso’’.

Los números indican que la inflación alta afecta las acciones y aumentan la alarma en Wall Street. El S&P 500 cayó un 29,7% en 1974, cuando la inflación llegó al 12,1%. Pero en ese período hubo también grandes repuntes, incluido un aumento del 31,5% en 1975.

"La mayoría de los economistas que hoy analizan la situación en EEUU no había nacido cuando el país tuvo un brote de alta inflación del 10% "La mayoría de los economistas que hoy analizan la situación en EEUU no había nacido cuando el país tuvo un brote de alta inflación del 10%

Brian Jacobsen, estratega de inversiones de Wells Fargo Asset Management, nació al año siguiente, en 1976. La mayor parte de su vida laboral transcurrió con inflación y tasas de interés bajas. No sabe lo que es vivir el trauma de los controles de precios o de tener que pagar hipotecas con tasas de interés del 10%. Pero estudió a fondo el tema. “Afortunadamente, la experiencia puede ser transmitida de una generación de inversionistas a otra’’, señaló.

Jacobsen considera que el aumento en la inflación es “transitorio”. Habla con colegas en actividad y retirados que vivieron el último período inflacionario. “Me dicen que esto no es nada. Que hoy es del 4,2%, pero si le ponen un 1 adelante y llega a 14,2% ahí sí me preocupe”, agregó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario