Economía

Crédito y proveedores locales

Lunes 21 de Enero de 2008

La agenda de reuniones de Lousteau con el sector industrial tienen un objetivo central: identificar los cuellos de botella que amenazan el crecimiento de la actividad fabril, que en diciembre pasado registró un alza supero al 9% interanual.
  “Tenemos hoy por hoy un nivel de inversión que es récord, ahora tenemos que propender a que aumente más y encontrar en todos los eslabonamientos productivos”, dijo el ministro.
  Los primeros representantes serán los de la industria automotriz, el sector que más creció durante el año 2007. La idea del ministro es mejorar el porcentaje de participación de los autopartistas locales en el producto final. En ese sentido, una de las ideas fuerza descansa en aplicar un impuesto a los autos de mayor valor para financiar el desarrollo de los proveedores locales. Paralelamente, el gobierno trabaja en la renovación del acuerdo automotor con Brasil.
  Lousteau también prevé reunirse con representantes de las cadenas de producción de textiles, construcción y exportadores de servicios. Todavía no está resuelto cuándo volverá a reunirse con los representantes del sector bancario, luego de haber mantenido reuniones con la actividad a fines de diciembre.
  La mayoría de los empresarios que pasaron por Economía le reclamaron al gobierno que instrumente políticas para facilitar el acceso al crédito. El gobierno tiene en carpeta una serie de medidas, entre las que todavía tiene un espacio la reformulación del Banco de Inversión y Comercio Exterior (Bice), la directa creación de un nuevo banco de fomento a semejanza del funciona en Brasil y el fortalecimiento del rol del Banco Nación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario