Economía

Ciciliani cuestionó la falta de crédito para el sistema productivo

"Hoy el crédito no existe y no hay sistema productivo que funcione sin financiamiento", dijo la ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani.

Domingo 23 de Diciembre de 2018

"Hoy el crédito no existe y no hay sistema productivo que funcione sin financiamiento", dijo la ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani, al hacer un balance anual en el acto de cierre del año de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe). Aunque se mostró receptiva a los reclamos del sector para que el gobierno intervenga con instrumentos para mitigar la crisis, descartó la posibilidad de dictar la emergencia industrial como alternativa. "La emergencia es una figura antigua, no sirve porque va atrás de los problemas", planteó la funcionaria y señaló que desde la provincia están trabajando con distintas herramientas para "mitigar los daños" de ese modelo económico.

—El sector industrial santafesino reclama la emergencia del sector ¿es viable?

—Queremos salir de las figuras de emergencia, como la agropecuaria, porque no sirve. Es una forma antigua que va atrás de los problemas. En cambio, buscamos trabajar en instrumentos de política pública que potencien al sector industrial. Desde las provincias, en este momento de crisis donde la macroeconomía es absolutamente incompatible con el sistema productivo, lo que tenemos son instrumentos para mitigar los daños que ésta provoca. Si tenés inflación, recesión, y no tenés crédito _porque no hay hace mucho_ desde los gobiernos provinciales trabajamos para atemperar los impactos negativos. Hay muchas herramientas y están al servicio de las empresas.

—¿Cuáles son las más destacadas?

—Estamos con subsidios de tasa de interés, también trabajando en desarrollo de proveedores y con el gasto público provincial haciendo una tarea muy intensa para el compre santafesino, que es un pedido de Fisfe. Lo que hacemos es buscar las oportunidades para incrementar la producción. En Vaca Muerta hay un centro de desarrollo que está traccionando un sector y frente a eso, creamos la mesa pyme santafesina de Vaca Muerta. Hablamos con Techint para integrar la producción y le pedimos a YPF que desarrolle proveedores y haya integración nacional. Pero además, estamos en un plan de desarrollo de proveedores del Estado. Tuve una primera reunión con empresas textiles que queremos puedan ser proveedoras del Estado en prendas, borceguíes para el personal policial, como también las de calzado. Nos sumamos al fondo que está disponible en el Banco de Santa Fe y en el Municipal de Rosario, para canje de cheques a 90 días. Estamos estudiando los instrumentos que nos pidió la UIA de Santa Fe, que son fideicomiso para analizar los fondos de seguros de caución.

Desde el inicio del gobierno de Miguel Lifschitz transferimos 120 millones de pesos a Agencias de Desarrollos, municipios y comunas, y a sectores productivos, para que lleguen con financiamiento adecuado a esas pymes que tienen enormes dificultades de bancarizarse.

—¿Están analizando alguna medida para paliar el impacto del tarifazo en la industria?

—Nosotros creemos que la Empresa Provincial de la Energía (EPE) hizo un enorme esfuerzo financiero. Se bajó el costo de la energía a los consumos bimestrales en un 10 por ciento y estamos viendo caso por caso adecuaciones de los planes de pago a la situación financiera de cada compañía. No hay una sola empresa santafesina que vea dificultado su funcionamiento por tema de la EPE. En cada caso estamos interviniendo. Lo hacemos con la Secretaría de Estado de Energía, desde el Ministerio de Producción y también quiero mencionar al Ministerio de Trabajo, que es un área presente, es un ejemplo en las mesas de diálogo y conciliación para resolver conflictos y atender demandas de los trabajadores, en un contexto donde tenemos más de 15 mil trabajadores en más de 200 empresas en procedimientos preventivos de crisis.

—¿Qué perspectivas ve para 2019?

—Muy complejo porque todos los indicadores muestran que va a ser un año cuanto menos igual que este, en el mejor de los casos. La inflación parece no poder domarse y el salario va por detrás. El aumento de las exportaciones también está supeditado al cambio de reglas de juego. En cada reunión con empresas reclaman por el aumento de las retenciones Y además, se están bajando los reintegros a las exportaciones. En la provincia la ganadería está traccionando. Obviamente que en el grueso de la economía no vemos que haya una mejora porque estamos dependiendo de que vuelva el crédito y en el marco de un riesgo país que no cede, que lo usan como ancla del valor del dólar. Hoy no hay crédito y no existe sistema productivo que pueda funcionar sin crédito.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});