Cristina
Viernes 15 de Septiembre de 2017

Cristina habló de su patrimonio y se quebró cuando recordó los bolsos de José López

Dijo que todos sus bienes están en las declaraciones juradas y que sintió mucha indignación por el caso del ex secretario de Obras Públicas

La ex presidenta y candidata a senadora por Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, justificó ayer el crecimiento de su patrimonio, negó ser socia de Lázaro Báez y Cristóbal López y aseguró que le dio "mucha bronca e indignación" el caso de los bolsos del ex secretario de Obras Públicas José López.

"Que un gobierno que ganó en el 2003, en el 2007 y en el 2011 por amplias mayorías sea considerado una asociación ilícita revela que hay un manejo del Poder Judicial para poder invalidar un proceso político que se dio en el país. Es un atentado a la democracia, es un gran disparate", señaló la ex mandataria al comparar su situación con la de los ex presidentes de Brasil Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva.


Leer más: Cristina: "En Venezuela no hay Estado de derecho; en Argentina tampoco"


Al momento de hablar sobre su enriquecimiento patrimonial, la ex mandataria sostuvo que "la evolución del patrimonio fue juzgado y evaluado por los peritos de la Corte. Todo lo que está en juicio por segunda vez, está en mi declaración jurada. A mi nadie me descubrió una cuenta en Panamá Papers", remarcó.

En esa línea, agregó: "No es que cuando llegamos al gobierno no teníamos ningún tipo de patrimonio, que además son claros porque siempre hicimos plazos fijos y la administración inmobiliaria en nuestro estudio jurídico (de Río Gallegos)".

Sobre el caso de corrupción del ex funcionario José López, a quien se lo encontró con bolsos de dinero en una casa de retiro religiosa de General Rodríguez, Cristina Kirchner consideró que "fue una cosa muy fuerte y no alcanzaba a comprender la escena".

Indignación

Al respecto, manifestó que el caso de López le generó "mucha indignación y enojo, con tristeza y angustia. Fue brutal y terrible. Cuando me enteré, yo estaba en Calafate y quería patear todo porque pensaba en los pibes que se incorporaron a la política. En ese momento lo odié a José López", dijo.

"Quisiera saber quien le entregó ese dinero a López. Me cuesta creer que la Justicia todavía no pudo determinar quién se los dio. Me resulta inaceptable que la Justicia no haya identificado quién le entregó y cuándo el dinero", agregó.


Leer más: Cristina: "Si en 2019 soy un obstáculo para el PJ, no me postulo a presidenta"


Respecto a sus responsabilidades políticas y del ex ministro de Planificación Julio De Vido, que estaban a cargo de las acciones de López, Cristina Kirchner sostuvo que "es imposible saber todo lo que hace un funcionario", y afirmó: "Pienso que De Vido no lo sabía porque si no me lo hubiese dicho, o por lo menos para advertirme del peligro".

Cristina Kirchner se refirió a su relación con los empresarios que son investigados por la Justicia Cristóbal López y Lázaro Báez —preso por lavado de dinero— al aseverar que "alquilaban las habitaciones —del hotel de la familia Kirchner— a precios de mercado. No fuimos socios, solo tenían un contrato de alquiler".


Embed



Críticas al socialismo

En un fragmento del extenso reportaje, Cristina hizo referencia a la precarización laboral como "la mejor socia del narcotráfico". Fue en ese momento cuando Novaresio le advirtió que como rosarino sabía de qué hablaba, y le aseguró que en Santa Fe el narcotráfico creció durante el kirchnerismo.

Allí, la expresidenta recogió el guante y replicó cargando contra la gestión socialista en la provincia. "Perdón Luis, no digas mi gestión, está preso el jefe de policía de los socialistas, ¿o también me tengo que hacer cargo?", afirmó Cristina, en referencia a Hugo Tognoli. "Era el jefe de policía que puso el socialismo, no lo puse yo", cerró su defensa la exmandataria.

Comentarios