La ciudad
Martes 08 de Noviembre de 2016

Polémica en Medicina por el cierre con candado de oficinas

Allí guarda documentos el equipo que realiza los campamentos sanitarios que reveló el efecto de agrotóxicos sobre localidades santafesinas.

El cierre con candado de las oficinas en las que trabaja el equipo de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) que lleva adelante los campamentos sanitarios que relevaron la influencia de los agrotóxicos en comunidades santafesinas, generó un áspero debate en esa casa de estudios. Mientras el rector de la facultad, Ricardo Nidd, destacó que fue producto del accionar inconsulto de un personal no docente, el profesional que conduce los equipos de investigación, Damián Verzeñassi, denunció una "persecución académica e ideológica".

Los campamentos sanitarios que son práctica final de la carrera de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Se trata de un ámbito que reveló de qué modo está afectando la utilización de agrotóxicos a los vecinos de varias localidades santafesinas.

Las oficinas que se habían cerrado con candado son justamente el lugar donde está la documentación y los relevamientos realizados en los últimos seis años en esos campamentos.

"Visibilizar los problemas de salud de las poblaciones que estarían vinculados a un modelo de producción instalado en la provincia, molesta a muchos intereses económicos y políticos", remarcó Verzeñassi.

La respuesta no se hizo esperar. Nidd deslindó responsabilidades, dijo que el cierre fue producto del accionar inconsulto de un empleado de la facultad y descartó de plano cualquier tipo de persecución contra los equipos docentes que conduce Verzeñassi.

Si bien ambos profesionales pertenecieron a un mismo espacio político independiente, en los últimos tiempos los caminos se bifurcaron y el encadenamiento de las puertas de las oficinas fue el final de una serie de hechos.

Verzeñassi había viajado a La Haya, donde exponía los resultados del trabajo en los campamentos ante el tribunal internacional que examinaba la responsabilidad de la estadounidense Monsanto por violaciones a derechos humanos, crímenes contra la humanidad y ecocidio; allí el decano solicitó a dos miembros del equipo de Salud Socioambiental su renuncia a los cargos en el gabinete como subsecretarios de Bienestar Estudiantil y de Extensión Universitaria.

Persecución. "El argumento de Nidd era que la difusión de los datos relevados en la provincia ponían en riesgo a la facultad, y molestaban a sectores gubernamentales", explicó Verzeñassi, quien aclaró: "El decano está en su derecho a elegir su gabinete, pero no a encadenar las puertas de las oficinas".

Así, todos los miembros del equipo que integraban la gestión de Nidd renunciaron, y días después las puertas de las oficinas donde se guarda la información recabada en los últimos seis años sobre la situación de salud en las comunidades santafesinas se encadenaron.

Si bien en las últimas horas las cadenas se retiraron, el docente explicó que sólo permitirán sacar sus pertenencias "acompañados de personal de seguridad", pero no acceder al material de trabajo, reteniendo así la documentación generada por docentes y alumnos

Para Verzeñassi, "el haber evidenciado junto con las comunidades los problemas de salud de la población y que no son visibilizados por las autoridades sanitarias, molesta; y más aún cuando eso está vinculado al modelo de producción de la provincia".

Los intereses "son económicos y políticos" dijo el docente al indicar quiénes se sienten incómodos con la información que desde las materias se difunde.

Apoyo. La repercusión de lo sucedido fue inmediata. Desde Guaminí, la Red Nacional de Municipios por la Agroecología, emitió un comunicado de apoyo al equipo docente firmado por municipios de Buenos Aires, docentes e investigadores universitarios, productores locales y regionales, cátedras libres, la Red de Abogados de Pueblos Fumigados, estudiantes, vecinos y organizaciones.

"Las investigaciones del doctor Verzeñassi y su equipo, a través de los campamentos sanitarios, han producido conocimientos estadísticos relevantes sobre las consecuencias para la salud por la exposición a agrotóxicos", señala el documento, y rechazó de plano "el accionar de las autoridades de la facultad".

Comentarios