Opinión
Viernes 24 de Marzo de 2017

Mucho para pocos

Dólares más, dólares menos, el patrimonio del hombre más rico del planeta, Bill Gates, equivale al 0,5 por ciento del PBI de los Estados Unidos.

Dólares más, dólares menos, el patrimonio del hombre más rico del planeta, Bill Gates, equivale al 0,5 por ciento del PBI de los Estados Unidos. Su fortuna, estimada en 86.400 millones de dólares por la revista Forbes, supera en forma individual el PBI de 125 países. Entre ellos, once de América latina. De ser un país, el creador de Microsoft, con inversiones en Canadian National Railway, la red ferroviaria más extensa de Canadá, y Ecolab Inc., empresa que presta servicios de agua, higiene y energía, ocuparía el lugar número 67 en el mundo.

Los multimillonarios como Gates eran 62 en 2015. Cabían en un autobús de dos pisos. En 2016 entraban en un carrito de golf. En 2017 quizá vayan en una moto. El crecimiento económico global beneficia con creces a los más ricos en desmedro de los más pobres. Ocho personas concentran igual riqueza que 3.600 millones, la mitad más pobre de la población mundial, según la organización no gubernamental Oxfam. El grupo se ha reducido en forma considerable en los últimos años. En 2010 eran 388. En 2011, 177. En 2012, 159. En 2013, 92. En 2014, 80. Y así sucesivamente hasta los ocho magníficos de 2017.

La tendencia es correcta, pero el informe "Una economía para el 99 por ciento", basado en un estudio sobre la riqueza global de Credit Suisse, contiene "errores metodológicos que llevan a exagerar los resultados", observa Xavier Sala-i-Martín, catedrático de economía de la Universidad de Columbia y asesor del World Economic Forum.

Si un ciudadano norteamericano posee 10.000 dólares y un colombiano posee tres millones de pesos, el primero, al tipo de cambio actual, es diez veces más rico que el otro. Pero los precios en Colombia son más bajos que en los EEUU. El norteamericano podría adquirir con todo su dinero 1.250 Big Macs, mientras que al colombiano apenas le alcanzaría para 210. Eso significa que el norteamericano es seis veces más rico que el colombiano, no diez. Para ser diez veces menos rico que el norteamericano, el colombiano debería cambiar sus tres millones de pesos por 1.000 dólares en un banco de su país y gastarlos en los Estados Unidos.

La riqueza de Gates representa un 16 por ciento de la economía argentina, Un argentino con un ingreso mensual de 20.000 pesos debería trabajar sin parar ni tener gastos ni pagar impuestos unos 417.968 años para alcanzarlo, según la odiosa Calculadora Bill Gates, diseñada para medir esa utopía.

En EEUU, apunta el economista francés Thomas Piketty, los ingresos de la mitad más pobre de la población se han congelado en los últimos 30 años, mientras que los del uno por ciento más rico han aumentado un 300 por ciento. Trump no figura entre los ocho magníficos, pero, cual modelo de muchos e ilusión de pocos, responde a esa premisa: concentra riqueza y, ahora, poder.

Jorge Elías

Télam

Comentarios