La ciudad
Miércoles 09 de Agosto de 2017

"Nunca quise lastimar a nadie, pido perdón", dijo el acusado de atropellar y matar a un cadete

El mecánico Juan Carlos Schimitt comenzó a ser juzgador por homicidio simple con dolo eventual por la muerte de Damián Orgaz.

Amparado en su derecho, Juan Carlos Schmitt, el mecánico que está detenido desde hace 17 meses acusado de homicidio simple con dolo eventual, ayer hizo uso de la palabra en el juicio que se le instruye por la muerte de Damián Orgaz. "Todos los días me pregunto qué pasó. Nunca lo vi. Esto me cambió la vida. Nunca lastimé a nadie, siempre trabajé. Quiero pedir perdón a la familia como más de una vez lo hice y lo voy a seguir haciendo. Nunca quise lastimar a nadie", dijo el acusado, que se negó a responder preguntas de las partes.


Leer más: Comenzaron a juzgar al mecánico que atropelló y mató a un joven repartidor


Sobre el día del choque, sostuvo que estaba trabajando cuando su hijo le avisó que se le había roto la chata. Schmitt dijo que salió con un acompañante a buscarlo y que cuando tomó la diagonal Río Negro, antes de llegar a Campbell vio un figura negra que impactó contra el auto. "Atiné a mover la dirección a la derecha y se abrió la bolsa del airbag y no pude ver más. Se detuvo el auto, no entendía nada. Me bajé, vi lo que había pasado, me quedé nulo, no sabía qué hacer. Con mi compañero llamamos a la ambulancia. Me quedé shockeado sentado en el cordón".

Comentarios