Banda de Los Monos
Jueves 27 de Julio de 2017

El ascenso y el poder del fuego de Los Monos en una exhaustiva investigación

Hernán Lascano y Germán de los Santos, autores del libro "Los Monos. La historia de la familia narco que transformó a Rosario en un infierno", hablan de un fenómeno criminal que sacudió estructuras políticas y judiciales.

Los periodistas Hernán Lascano y Germán de los Santos presentaron el libro "Los Monos. La historia de la familia narco que transformó a Rosario en un infierno", una investigación exhaustiva que revela al submundo de la narcocriminalidad en Rosario que tuvo como protagonistas a la familia Cantero.
Los autores visitaron el estudio de La Ocho para brindar algunos detalles del trabajo sobre un fenómeno, la banda liderada por el clan Cantero, que hizo crujir los cimientos políticos y judiciales y puso a Rosario en un lugar incómodo -"ciudad narco"- en el mapa de la Argentina.
Parte 1

Embed

Lascano, editor en la sección Policiales de La Capital, destacó que "el libro no sólo se detiene en los hechos de la banda, sino también en el contexto socioeconómico" en que se dio el fenómeno que erigió a Los Monos como un emblema de cómo organizaciones delictivas le disputaron al Estado el territorio en Rosario y en otras ciudades del país.
"También apunta omisiones tanto de la esfera política como del sistema penal que permitieron que un grupo de personas sagaces e inteligentes procedentes de un espacio marginal de la ciudad, con muy escasa instrucción, pero ambiciosas y sin influencias políticas construyeran todo un poderío que se tradujo en los hechos de violencia que generaron inestabilidad política y que fueron noticias nacionales", explica Lascano.
Parte 2

Embed

"Era necesario ir un poco más a fondo y escribir una historia más completa más allá de las crónicas que se hicieron diariamente en caliente sobre el tema", explicó De los Santos, quien se desempeña como corresponsal de los diarios La Nación y El Litoral, y agregó: "El libro era una herramienta necesaria para contar el contexto de Rosario en ese momento, cuando la violencia se puso muy fuerte, surgida del tema del narcomenudeo y se convirtió en un lenguaje de la ciudad".

tapalibro.jpg
La tapa del libro que llegará a los locales esta semana.
La tapa del libro que llegará a los locales esta semana.

En ese sentido, Lascano señaló que la actividad delictiva de la banda de Los Monos "generó un formidable campo de negocios que atravesó la esfera ilegal para insertarse en espacios de la economía formal. Pero no sólo Los Monos. La producción de otras organizaciones criminales que no son sofisticadas terminaron en todo tipo de negocios legales como inmobiliarias, concesionarias de autos, en agencias de bolsas, financieras, salones de fiestas".
"Es decir, tratamos de ver el fenómeno global. Vimos que la violencia que generaban Los Monos nos estremecía a todos, pero los flujos financieros que generaban no tanto", enfatizó.
Parte 3


claudiocantero.jpg
El Pájaro Cantero, en uno de los juicios en los que resultó absuelto. Lo mataron en mayo de 2013.
El Pájaro Cantero, en uno de los juicios en los que resultó absuelto. Lo mataron en mayo de 2013.

"Los Monos empiezan con un delito marginal en la zona de Las Flores, un delito rastrero, predatorio, y van transformándose como tantas bandas criminales hacia el narcotráfico. Cuando se el pasaje de lo que era la compra de estupefacientes terminados como marihuana y cocaína, a la instalación de cocina de pasta basa", relató Lascano.
"Esto generó una enorme transformación que el sistema penal no supo atajar -siguió-. Eso generó el abaratamiento de la droga y la diversificación alucinante, tremenda, de los puestos de venta. En Rosario había tres o cuatro kioscos por barrio, como mínimo, que vendían las 24 horas a cielo abierto, había cola de gente, había soldaditos. Todo a la vista de todo el mundo y el sistema político no le daba respuesta a los vecinos que denunciaban".
Embed

De los Santos agregó que el fenómeno de los bunkers "fue paradigmático porque era un lugar fijo y a la vista del todo el mundo, incluso a la vista de la misma policía·, y concluyó: "Eso se vio con los procesamientos en la megacausa. Casi la mitad son policías. Y no policía marginales. Serán juzgado el jefe de inteligencia de Drogas Peligrosas, un comisario que era el jefe de una dependencia del Ministerio de Seguridad como la Secretaría de Delitos Complejos. Los jefes de Sustracción de Automotores también irán a juicio. No eran policías marginales en la fuerza de seguridad".


Comentarios