La ciudad
Jueves 23 de Marzo de 2017

A un paso de cerrar el acuerdo salarial con los estatales, la provincia va por los docentes

ATE y UPCN vieron con buenos ojos ayer el ofrecimiento de 25 por ciento de aumento. El lunes se lo presentarán a los maestros.

En una jornada en la que el gobierno provincial prácticamente cerró un acuerdo salarial con los estatales nucleados en ATE y UPCN (ver página 5), a quienes les ofreció una suba del 25 por ciento; el ministro de Gobierno, Pablo Farías, anunció ayer que los docentes serán convocados "a la brevedad" (se estima que el lunes) para recibir una propuesta "similar" que podría dejar atrás los paros que ya dejaron las aulas vacías durante seis días desde que se inició el ciclo lectivo.

Es más, el vicegobernador Carlos Fascendini, a cargo del Poder Ejecutivo por el viaje al exterior del gobernador, confió ayer en que "la discusión salarial docente también arribe a buen puerto, como siempre lo hemos logrado en esta provincia, que es un ejemplo del diálogo, de encontrar siempre los caminos que lleven a un acuerdo para encontrar las remuneraciones que los docentes merecen y que el Frente Progresista, desde que está en el gobierno, ha reconocido".

El anuncio llegó en el marco de una jornada convulsionada por la masiva protesta docente a nivel nacional, que colmó en Buenos Aires la plaza de Mayo para exigirle al gobierno de Mauricio Macri que convoque a paritarias nacionales (ver página 4).

Desde que comenzó el ciclo lectivo, los docentes santafesinos están inmersos en un doble conflicto: uno a nivel nacional y otro provincial.

Senda adecuada

En suelo santafesino, ayer el camino parece haber encontrado la senda adecuada para llegar a una solución. Si bien desde muy temprano y en declaraciones radiales la titular de Amsafé provincial, Sonia Alesso, evitó adelantar si el gremio vería con agrado una propuesta de aumento salarial similar a la que se les ofreció ayer a ATE y Upcn, sí dio señales de que las partes podrían llegar a un acuerdo.

Alesso admitió que si la oferta salarial es satisfactoria, entonces las clases podrían empezar a dictarse con normalidad en la provincia y el frente de batalla más combativo quedaría abierto a nivel nacional.

La dirigente dejó en claro que esa era una "situación hipotética", ya que hasta ahora el gobierno provincial no le ha formulado ninguna propuesta al sector docente. "Primero tienen que convocarnos al diálogo, presentar la oferta salarial y luego, como históricamente hemos hecho, someteremos la discusión a las bases y serán ellas quienes definan si se acepta o no", destacó.

Lo concreto es que la puerta ya empezó a abrirse. El ministro Farías anunció ayer que los gremios docentes serán convocados nuevamente a la mesa de negociación paritaria —muy probablemente el próximo lunes— para realizarle "una propuesta similar" a la que les formuló ayer la Casa Gris a los trabajadores estatales.

El historial

El gobierno provincial había ofrecido en primera medida una suba salarial del 19,5 por ciento, que fue descartada de plano por los maestros santafesinos y marcó el inicio del conflicto que mantuvo las aulas desiertas.

En el medio se coló la confrontación a nivel nacional, cuando la cartera que conduce Esteban Bullrich decidió no convocar a paritarias nacionales, una negociación que era clave para determinar el piso salarial a partir del cual cada provincia fijaba los salarios. Esa situación tensó la negociación y sumó un condimento: dos días de paro definidos por la conducción que nuclea a los maestros a nivel nacional(Ctera) que dejó las aulas desiertas en suelo santafesino.

Después llegó una oferta del 22 por ciento que tampoco conformó a los docentes, pero ahora la administración Lifschitz confía en haber encontrado el camino adecuado para cerrar con éxito la discusión paritaria.

Elípticamente, Alesso ayer le abrió la puerta y luego lideró la multitudinaria marcha docente en Buenos Aires.

En el gobierno provincial son conscientes de que esta semana no se podrá convocar a los maestros, ya que mañana es feriado nacional. Por eso todas las miradas se posan en el lunes próximo, el día en el que en la Casa Gris podría empezar a cerrarse en conflicto. Se vienen días decisivos.

Cambio de estrategia

El gobierno provincial parece haber cambiado la estrategia a la hora de negociar con los gremios estatales y docentes. Es que en el inicio del conflicto no cayó muy bien la presencia del Miguel Lifschitz en un cónclave de gobernadores en el que se fijó un techo del 19 por ciento en la pauta salarial. Ahora, con la provincia desmarcada de ese contexto y una oferta salarial seis puntos arriba de ese porcentaje, todo parece encaminarse.

Comentarios