Información Gral
Domingo 17 de Septiembre de 2017

Trasladaron el monumento de Juana Azurduy de Casa Rosada al CCK

Inaugurada en 2015 por el kirchnerismo, la obra fue mudada para hacer el Parque del Bajo que conectará Puerto Madero con el centro porteño.

La estatua de la heroína de la gesta independentista Juana Azurduy, que se encontraba detrás de la Casa Rosada, fue trasladada ayer a Plaza del Correo, frente al Centro Cultural Kirchner (CCK) de la ciudad de Buenos Aires, donde quedará definitivamente.

El operativo de traslado del monumento, cuyo peso es de 21 toneladas, se inició con cuidados extremos en el Parque Colón, detrás de La Rosada, donde tras ser levantado con la ayuda de dos grúas fue depositado en el trailer de un camión que lo llevó a su nuevo destino en la Plaza del Correo, frente al CCK, en pleno centro porteño. Azurduy quedó con su espada mirando hacia el sur, a la Casa Rosada.

El complejo escultórico fue donado por el gobierno de Bolivia e inaugurado en 2015 por el presidente boliviano Evo Morales y la entonces mandataria argentina, Cristina Kirchner. Obra de Andrés Zerneri, Azurduy se encontraba emplazada en el sitio en que permaneció durante 90 años la estatua de Cristóbal Colón. La medida del gobierno kirchnerista generó polémica entre los vecinos de la zona y asociaciones de inmigrantes italianos que habían regalado la estatua.

La mudanza de Azurduy, ahora, está explicada por los trabajos de construcción del Parque del Bajo y el Paseo del Bajo, que unificará Puerto Madero con el centro porteño y modificará el tránsito de la zona.

El Paseo del Bajo es un corredor vial de siete kilómetros que conectará las autopistas Illia y Buenos Aires—La Plata. Estará ubicado entre las arterias de Alicia Moreau de Justo y las avenidas Huergo y Madero, y tendrá cuatro carriles exclusivos para camiones y micros de larga distancia.

Además, contará con ocho carriles para vehículos livianos, cuatro en sentido norte y cuatro en sentido sur.

El proyecto del Paseo del Bajo fue la excusa perfecta que encontró el gobierno del presidente Mauricio Macri para desplazar la estatua solventada por el Estado de Bolivia con la donación de un millón de dólares.

Esta semana la Comisión Nacional de Monumentos comenzará el trabajo de restauración de Azurduy junto a su creador, Zerneri, quien se mostró "contento" con la mudanza porque la nueva ubicación, dijo, es "más democrática" porque "más gente va a verla".

La escultura será cubierta con una lona tensada para resguardarla y permitir las labores de mejoras, tal como se realizó con la Pirámide de Mayo, recientemente inaugurada.

Paralelamente, y como parte de las obras del Parque del Bajo que finalizarán en marzo de 2019, personal del ministerio continúa trabajando para el traslado del helipuerto a un costado de la Casa Rosada, de donde también removerán el mástil con la bandera argentina para restaurarlo.

Otra estatua que saldrá del lugar original, vecino al mástil, será la de Juan De Garay, conquistador español que fundó la ciudad de Santa Fe y por segunda vez la de Buenos Aires en el 1580, que rotará y mirará a Puerto Madero, lo que mejorará su visibilidad, según las fuentes oficiales.

Para llevar a cabo el Paseo del Bajo también se derribarán las rejas negras que van desde avenida Belgrano hasta Corrientes, donde está el CCK, y se crearán 10 hectáreas nuevas de parque, además de modificar un pequeño tramo del Metrobus de la avenida Paseo Colón que pasará más cerca de la Casa Rosada.

A su vez, la avenida La Rábida tomará su forma original y circulará más cercana del edificio gubernamental mientras que la Avenida Alicia Moreau de Justo tendrá cuatro carriles sentido al Norte y Huergo, cuatro carriles mano al sur, por donde circularán solo los vehículos particulares.

Como parte del Paseo del Bajo, una explanada con circulación peatonal conectará con el centro porteño a Puerto Madero, y por debajo finalizarán la autopista semi enterrada que enlazará avenida la 25 de Mayo con la autopista Buenos Aires--La Plata y la terminal de Retiro con Puerto Madero, por donde circularán exclusivamente los camiones y colectivos.

El monumento de Azurduy, considerado parte de la herencia recibida de la ex presidenta Kirchner, encendió una polémica que continúa hasta hoy.

A aquellos 120 millones de pesos invertidos en los operativos de traslado de Azurduy y Colón, se le sumó ayer una nueva erogación de la administración porteña, que asumió los costos de la nueva mudanza. Los trabajos preliminares habían empezado hacía varios días en el patio de la Casa Rosada.

Comenzarán trabajos de reparación

Desde el año pasado Presidencia de la Nación tiene en su poder tres informes sobre el estado de la obra en el que arquitectos e ingenieros aconsejan realizar una reparación inmediata para evitar el avance de problemas que podrían provocar fallas estructurales más serias. Por ejemplo, el brazo en alto de Azurduy que sostiene una espada presenta fisuras que deben ser atendidas.

   Esa y otras reparaciones finalmente se concretarán a partir de ahora con Azurduy emplazada en la plaza junto al CCK. Participará la Comisión Nacional de Monumentos, que viene realizando un seguimiento y asesoramiento en contacto con el escultor de la obra. En mayo pasado, cuando se aprobó el nuevo traslado en la Legislatura porteña, se preveía que antes de llegar a su destino final Azurduy sería enviada al área de Coordinación de Monumentos y Obras de Arte (MOA) en los bosques de Palermo. Pero los expertos decidieron realizar la restauración en el lugar.

   La intervención también se realizará sobre el mástil nacional: van a recostarlo en el jardín trasero de la Casa Rosada, sobre una estructura armada, para controlar su estado y pintarlo. Luego será recolocado en su lugar.

   Mientras tanto, la estatua de Colón espera en el espigón Puerto Argentino, frente al Aeroparque. Allí se encuentra desde junio de 2015. El restaurador Domingo Tellechea, será el responsable de su restauración y nuevo emplazamiento.

Comentarios