Economía
Jueves 27 de Abril de 2017

Sancor: se demora el salvataje y recrudece el conflicto social

El conflicto social derivado de la crisis de la cooperativa láctea Sancor escaló en las últimas horas, con paros, asambleas y movilizaciones en distintos puntos del país.

El conflicto social derivado de la crisis de la cooperativa láctea Sancor escaló en las últimas horas, con paros, asambleas y movilizaciones en distintos puntos del país. El empantanamiento en las negociaciones para poner en marcha un plan de salvataje de la firma de Sunchales caldeó los ánimos en las localidades lecheras, golpeadas por los atrasos salariales y la incertidumbre laboral.

Los trabajadores camioneros de la rama lácteos, afiliados al sindicato que conduce Pablo Moyano, cumplieron su tercer día de paro en reclamo de preservar las fuentes de trabajo de los choferes que trabajan para la cooperativa. Ayer se reunieron con funcionarios del Ministerio de Trabajo, en Buenos Aires, donde cortaron parcialmente la avenida Callao.

"Los representantes del Ministerio no hicieron llegar ninguna propuesta para la empresa, por eso pedimos otra reunión s", resumió el secretario gremial de Camioneros, Marcelo Aparicio.

La crisis reactivó las protestas en el interior de Santa Fe y Córdoba, impulsadas por trabajadores y fuerzas sociales. En Gálvez se instaló una carpa frente a la planta de la cooperativa y hoy se instalaría un piquete en las rutas de acceso a la ciudad. También habrá movilizaciones en Centeno durante los próximos días.

En el plenario de delegados de trabajadores lácteos, Atilra convocó en las últimas horas a realizar asambleas permanentes en todos los establecimientos lácteos del país y decidió realizar una movilización a la sede del Centro de Industrias Lácteas (CIL).

Según informó el diario Castellanos, la conducción de Atilra denunció que el gobierno cambió las condiciones que le pidió al gremio a cambio de brindar un auxilio financiero a la cooperativa. Veladamente, acusó a la administración nacional y a otras industrias del ramo de usar a la cooperativa de rehén para bajar el salario y las condiciones de trabajo de todo el sector.

Hace tres semanas, en el marco de ese acuerdo, los dirigentes de Atilra aceptaron diferir el cobro del 15 por ciento de los salarios por 12 meses y dejar de percibir por seis meses un aporte extraordinario que la industria paga al gremio desde 2009. También ofrecieron condiciones blandas para saldar la deuda de Sancor con el sindicato y la obra social.

Pero Atilra denunció que pese al acuerdo no se liberaron los fondos nacionales para la cooperativa y que al gremio le pidieron renegociar los términos del pacto. Básicamente, abrir el convenio colectivo de trabajo y eliminar el aporte extraordinario a todas las industrias. La dirigencia de Atilra considera que el gobierno usa a Sancor para avanzar sobre el convenio del sector y favorecer a funcionarios que, señala, tienen intereses directos en algunas industrias lácteas.

Comentarios