Política

"No fui a San Luis porque olfateé que iba a ser una reunión kirchnerista"

Desistió de ir a la Cumbre por la Unidad, convocada por Rodríguez Saá, porque "temía quedar envuelto en fotos" junto a integrantes del sector que lidera CFK

Lunes 19 de Marzo de 2018

El diputado del Frente Renovador Felipe Solá afirmó ayer que no participó del encuentro de unidad peronista en San Luis porque estimó que "iba a ser una reunión del kirchnerismo y dos o tres más" y por lo tanto "temía quedar envuelto en fotos" junto a los integrantes del espacio liderado por la ex presidenta Cristina Kirchner.

"No fui a San Luis porque temía quedar envuelto en fotos que no tenía interés en que hubiera. No aporta a la unidad juntar a los mismos para hacer lo mismo de siempre. Más allá de las intenciones de quien convoca", indicó el ex gobernador bonaerense.

"Olfateé que iba a ser una reunión del kirchnerismo y dos o tres más", desestimó Solá, quien sí participó del congreso del PJ bonaerense que tuvo lugar en el partido de Hurlingham, ya que encabeza el ala del Frente Renovador que alienta el regreso del massismo al Partido Justicialista.

De hecho, Solá participó anteayer de la cumbre del PJ bonaerense, en Hurlingham, donde asumió como primer congresal del peronismo provincial, en tanto que la secretaría general quedó a cargo del intendente de Tigre, Julio Zamora.

Solá considera que el PJ tiene que ser la herramienta central de rearticulación de la estrategia opositora, y si bien no le disgusta confluir con figuras del kirchnerismo, está convencido de que Unidad Ciudadana no puede ser hegemónica en la construcción de una alternativa a Cambiemos.

"Hay muchos kirchneristas que no quieren saber nada con el PJ", explicó para justificar su faltazo a San Luis. Por el contrario, señaló que la cumbre en Hurlingham, a la que también fue parte el líder camionero, Hugo Moyano, y el diputado Diego Bossio, tenía como objetivo "reflotar al PJ de la provincia".

La ausencia de Solá y Daniel Arroyo en San Luis, como la de dirigentes del randazzismo como Alberto Fernández y Fernando Chino Navarro estuvieron enmarcados en el encuentro reciente que protagonizaron Sergio Massa y Florencio Randazzo, quienes luego del mundial podrían comenzar a mostrarse juntos con mayor asiduidad en la provincia.

De esta manera, Massa y Randazzo comienzan a alienarse detrás del "peronismo dialoguista", que tiene como referencia central a la "Liga de gobernadores" que, dicho sea de paso, no envió a ningún representante a la cumbre de San Luis, convocada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá.

Aún no está definido si este espacio armará una propuesta electoral que dirima en las Paso con Unidad Ciudadana o si optará por competir por separado.

"A medida que pasa el tiempo, los caminos empiezan a angostarse a un embudo que termina en junio del año que viene. Tiene haber acuerdos previos a la interna de agosto. ¿Porque qué sentido tiene llegar enfrentados duramente a una interna para que el que pierda no acompañe después al otro en octubre?", se preguntó Solá.

"El problema de las Paso es que hay cuatro o cinco meses para pelearse en la interna y solo dos meses para decir que estaba equivocado y que el malo era el otro", completó.

Consultado sobre las chances del peronismo en 2019, Solá vaticinó que "va a haber una batalla" abierta, y que será "pareja" en la medida en que la oposición demuestre "capacidad de armado político para un proyecto serio".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario