Política

Massa relanzó su precandidatura presidencial con un fuerte discurso contra Scioli y el gobierno

El diputado nacional y líder del Frente Renovador señaló que el gobernador de Buenos Aires es un "lorito servil" y prometió "barrer a los ñoquis de La Cámpora" 

Viernes 01 de Mayo de 2015

El diputado nacional y jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, relanzó hoy su precandidatura presidencial con un multitudinario acto en el que atacó duro al gobernador Daniel Scioli, a quien calificó como “un lorito servil”, y prometió “barrer a los ñoquis de La Cámpora”.
 
“Les quiero contar un secreto a más de 60 mil almas que hoy nos acompañan para que lo compartamos con cada argentino, de Ushuaia a La Quiaca: voy a ser presidente de la Nación”, dijo Massa en uno de los tramos más destacados de su discurso en el estadio Vélez  Sarsfield, en el barrio porteño de Liniers.
 
Con un mensaje orientado fuertemente a la seguridad, el candidato del Frente Renovador prometió que si accede a la Presidencia quiere “jueces independientes, no militantes” y remarcó que “la Argentina que viene no es la Argentina del doctor (Eugenio) Zaffaroni”.
 
Ante un estadio lleno, Massa apareció en el escenario cerca de las 20, luego de que por el escenario pasara el grupo de música tropical “Los Palmeras”, y la proyección de un video con el saludo de precandidatos radicales a la gobernación, como Gerardo Morales, José Cano y Luis Naidenoff, más el mensaje de su socio en el frente UNA, el gobernador José Manuel de la Sota.
 
A ellos se agregó la adhesión de la senadora y candidata a vicegobernadora de Mendoza Laura Montero (UCR) y un video con las palabras de Massa en el que una banderita que señalaba “La  Argentina que se viene” iba de mano en mano por distintas situaciones cotidianas.
 
La transmisión oficial se encargó de mostrar que entre los presentes se encontraban intendentes como Jesús Cariglino y Darío Giustozzi, dos referentes que amenazaron con abandonar el espacio, así como Francisco de Narváez, Guillermo Nielsen, Roberto Lavagna e  integrantes de su familia liderados por su mujer, Malena Galmarini y sus hijos. También estuvo el candidato a intendente de Rosario, Alejandro Grandinetti. 
 
En el comienzo de su discurso, Massa destacó que el Frente Renovador surgió por iniciativa de un grupo de intendentes y dirigentes que “sentíamos que venía el tiempo de poner límites” al Gobierno, porque “se querían llevar por delante la Constitución”.
 
“Le ganamos en las urnas a los que se creían los dueños de la voluntad de la gente”, enfatizó el legislador, quien resaltó que desde el massismo se frenó “esa locura de proyecto de Código Penal, ese Código que defendía a los delincuentes y desprotegía a las víctimas”.
 
Massa remarcó: “Voy a ser presidente porque me da asco la corrupción” y resaltó que “los voy a meter presos porque yo no les tengo miedo”.
 
“Nos quieren vender que la Argentina está dividida en dos veredas. La vereda de la continuidad, de seguir como si nada pasara, no hay inflación, la inseguridad es una sensación. Nos quieren decir que está todo bien y ponen un candidato como un servil lorito  que repite lo que le dicen desde La Rosada”, sostuvo con la intención de romper la supuesta polarización entre el oficialismo y el macrismo.
 
En este sentido, el precandidato indicó que desde el oficialismo “quieren convencer que la otra vereda es la vereda del pasado, volver al ajuste, al helicóptero, a los fracasos porque no hay acuerdo de gobernabilidad sino amontonamiento de dirigentes”.
 
“No creo que el camino de la Argentina sea el ajuste y la impunidad”, advirtió y remarcó que “hay una grieta en el medio, esa ancha avenida, más ancha que la 9 de Julio que está abierta a recibir a todos aquellos que no quieran discutir más el pasado y que tengan ganas de construir el futuro”.
 
En otro tramo de su mensaje, Massa prometió un “Estado eficiente” en el que va a “barrer a los ñoquis de La Cámpora que nos quieren dejar como parásitos en el Estado”.
 
Dentro de las propuestas, Massa prometió bajar los impuestos y la inflación, mientras que las Pymes que inviertan no tendrán que pagar ganancias y “los trabajadores no van a pagar más el Impuesto a las Ganancias porque el salario no es ganancia, es remuneración”.
 
También incluyó el impuesto a la renta financiera y al juego, créditos a la vivienda, escolarización desde los tres años y asignación universal por ley con aumento cada seis meses.
 
Respecto de su política de lucha contra el narcotráfico, Massa se expresó a favor de la ley de derribo e instó a que “tengamos coraje para blindar nuestra frontera”.
 
Además reclamó al Congreso que tenga el coraje para que haya "perpetua para narcotraficantes y violadores".
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS