Política

El PJ va por un rechazo sin fisuras a la reforma

Para tratar el proyecto reformista de la Casa Gris el oficialismo debe conseguir, primero, las dos terceras partes de los legisladores presentes.

Jueves 16 de Agosto de 2018

Diez diputados provinciales del justicialismo se reunirán hoy en la Cámara baja para fijar una posición sin fisuras respecto del pedido del Frente Progresista (FPCyS) para realizar el 29 de agosto próximo una sesión extraordinaria y llevar al recinto el proyecto de necesidad de reforma de la Constitución. La propuesta que madura entre los legisladores del PJ es la de dar quórum ese día y rechazar el tratamiento sobre tablas de la iniciativa del gobernador Miguel Lifschitz.
Al plenario, programado para las 9 (una hora después habrá una conferencia de prensa), confluirán los diputados provinciales Luis Rubeo, Olga Coteluzzi, Leandro Busatto, Claudia Giaccone, Julio Eggimann, Héctor Cavallero, Germán Baccarella, Patricia Chialvo, Roberto Mirabella y Federico Reutemann. Silvia Simoncini no dará el presente por estar de viaje.
"La idea es dar quórum, rechazar sobre tablas el proyecto y pedir que regrese a comisiones. De ningún modo implica desestimar la necesidad de una reforma constitucional, pero es un debate a encarar sin violentar los mecanismos institucionales de la Cámara baja. Además, la sociedad reclama respuestas a problemas más urgentes que deberíamos tratar en una sesión especial, como las tarifas o la inseguridad", adelantó una fuente legislativa a La Capital.
Para tratar el proyecto reformista de la Casa Gris el oficialismo debe conseguir, primero, las dos terceras partes de los legisladores presentes (para iniciar la sesión tienen que haber al menos 26 diputados, que es el quórum). Para aprobar y darle media sanción a la iniciativa el número de votos se deberá elevar a 34. Hasta el momento el FPCyS sólo cuenta con 25 voluntades.
La ausencia de un pronunciamiento partidario formal (postergado en su momento por la ya caída intervención del PJ nacional), los sondeos individuales a legisladores y el reciente pedido del oficialismo para tratar la iniciativa el 29 de agosto activaron las luces de alarma en el peronismo.
El punto que detonó más polémica es la posibilidad de que el actual mandatario santafesino quede habilitado para una reelección. Como réplica, Lifschitz sostuvo que esa instancia correrá por cuenta de una Convención Constituyente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario