Política

El PJ piensa en un frente amplio para darle batalla a Cambiemos

Ya hubo testeos entre referentes del massismo, el kirchnerismo y el randazzismo. También hay señales políticas en Santa Fe

Viernes 05 de Enero de 2018

Con el resultado electoral de octubre pasado ya puesto, nacieron al menos dos borradores políticos con vistas a 2019: la posible reelección de Mauricio Macri y la necesidad del peronismo de construir un frente político muy amplio si es que pretende volver a gobernar el país.

La vocación reeleccionista de Cambiemos es parte constitutiva del poder, que sin dudas buscará seguir. Los que está obligados a inventar algo "nuevo", que todavía no tiene existencia real en la vida política nacional, son el kirchnerismo y otros sectores opositores que no han sido absorbidos por Cambiemos.

En la última semana del año que pasó, ya se produjo el primer acercamiento a nivel nacional de referentes de peronismo que hoy se encuentran dispersos en distintos espacios políticos. Agustín Rossi, Felipe Sola, Daniel Arroyo y Alberto Fernández, convocados por el titular del PJ de la ciudad de Buenos Aires, Víctor Santa María.

"Fue una charla inicial para ir diseñando un encuentro entre toda la oposición al modelo neoliberal de Cambiemos. Tenemos la visión común de que para ganar en 2019 tendremos que encontrar una nueva síntesis", contó a LaCapital Agustín Rossi, uno de los invitados a la reunión fundacional de lo que podría ser el inicio de la reunificación del espacio peronista.

Movimientos

El movimiento, incipiente, no trabaja para ninguna candidatura específica, y mucho menos, tiene un programa político común. Tal vez el desafío más difícil de resolver entre kirchneristas, massitas y el randazzismo residual. En febrero, seguirán los encuentros, que por ahora son "a título personal". Entre los logros que contabiliza el novedoso encuentro opositor se cuenta lo ocurrido en Diputados en diciembre pasado. No así en el Senado, donde el grueso de los senadores peronistas, votaron las leyes que propuso Cambiemos.

La provincia de Santa Fe, a su modo, también empieza a transitar una búsqueda de unidad amplísima (opositora a la Casa Rosada), con un único límite: Cambiemos. "Si los socialistas y los peronistas ofrecemos dos propuestas desunidas, en 2019 la provincia se pinta de amarillo", vaticinó Luis Rubeo (diputado provincial peronista) ante este cronista.

También la senadora nacional (FpV-PJ) por Santa Fe, María de los Angeles Sacnun, se mostró abierta a promover un frente amplísimo en la provincia de Santa Fe, que aspire a suceder al actual Frente Progresista que, como tal, "tiene la suerte echada", vaticinó. Los peronistas quieren un nuevo frente, con el socialismo adentro, pero con otro nombre, sin la palabra "progresista".

En el socialismo santafesino por ahora todo es silencio. O, en todo caso, persiste alguna expectativa con promover una reforma constitucional que posibilite un relanzamiento del gobierno provincial, y la eventual reelección de Miguel Lifschitz. "Eso, hoy, no tiene viabilidad política", aseguran los hacen una cuenta básica de números de legisladores.

Con todo, el diagnóstico de un sector del socialismo es buscar la unidad con sectores del peronismo que pueda evitar entregarle la provincia a Cambiemos. Otro sector, en contrario, le asigna chance cero a esa posibilidad.

Si el socialismo se abre a refundar un frente político, con el peronismo adentro, puede aspirar a conservar el gobierno provincial a través de la figura de Antonio Bonfatti, pero corre el riesgo de perder una Paso contra un candidato peronista.

Omar Perotti, un senador peronista cercano a Cambiemos —votó las leyes principales junto al gobierno—, pretende la Gobernación. Y confía en que declinen sus competidores, para que su nombre se imponga por decantación. A su vez, los votantes santafesinos que reivindican al gobierno kirchnerista no tendrán en 2019 a Agustín Rossi como candidato provincial. "Pero esos 340 mil votos que sacó Rossi en las Paso nacionales pasadas no van a ser regalados a ningún candidato ajeno a nuestras convicciones", aseguran desde el cristinismo.

Para los opositores a Cambiemos a nivel nacional y en la provincia, 2018 arranca con un complejo rompecabezas para ir armando. Llevará su tiempo y el resultado es incierto.

Stolbizer, sin repoches para con su aliado

La líder del GEN, Margarita Stolbizer, afirmó ayer que no tiene "por qué pedirle a Sergio Massa que rinda cuentas de con quién se reúne", luego de conocerse que su aliado político en las elecciones pasadas conversó con el presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez. Stolbizer sostuvo que no habló con Massa luego de la reunión, aunque reconoció que ella "no tiene nada que ver" con "la recomposición del peronismo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario