Política

Acercan propuesta para que el diputado que no se vacunó sesione en su banca

El bloque Vida y Familia impulsa que el legislador pueda ingresar al recinto con un PCR negativo. Analizarán el caso la semana próxima

Jueves 14 de Octubre de 2021

El diputado provincial Juan Argañaraz (Vida y Familia) pidió formalmente ayer a la Presidencia de la Cámara baja que le permita sesionar en su banca sin estar vacunado contra el coronavirus, en contraste con el requisito —consensuado previamente con todas las fuerzas políticas— que habilita a bajar al recinto sólo a los legisladores que hayan recibido las dos dosis. En ese marco, el bloque que integra el rafaelino propuso una solución salomónica: que pueda sentarse en su poltrona una vez que acredite, vía PCR, que no tiene Covid-19.

Una semana atrás, el regreso a la presencialidad plena en Diputadas y Diputados —después de 17 meses— había detonado polémica: Argañaraz tuvo que sesionar de modo virtual por no contar con ninguna de las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus, cuya efectividad relativiza.

Más allá del inmediato reclamo público del legislador, el presidente del cuerpo, Pablo Farías (Frente Amplio Progresista, FAP), ratificó el alcance de una exigencia consensuada con todo el arco político con representación parlamentaria.

Réplica

Pero Argañaraz presentó una nota ante la Presidencia de la Cámara baja reafirmando su intención de sesionar de modo presencial. En ese sentido, el titular del bloque Vida y Familia, Nicolás Mayoraz, amplió a La Capital: “Hablé con Farías y el tema se discutirá el jueves próximo, durante la reunión de Labor Parlamentaria. También propuse, como una salida consensuada, que al diputado le pidan una prueba de diagnóstico mediante PCR para posibilitar su ingreso al recinto”.

El requisito para acceder a las bancas fue pautado previamente con los jefes de bloque, aunque Argañaraz lo tildó de “arbitrario”. También enfatizó que atenta contra su “libertad, porque la vacunación no es obligatoria”.

“Estoy vacunado porque consideré que es la mejor opción. Aunque hay personas, como Argañaraz, que no confían en las vacunas contra el Covid-19 y quieren esperar el desarrollo de las mismas”, explicó Mayoraz.

"Argañaraz no es un militante antivacunas. Hay personas, como el diputado, que no confían y quieren esperar el desarrollo de las mismas" "Argañaraz no es un militante antivacunas. Hay personas, como el diputado, que no confían y quieren esperar el desarrollo de las mismas"

Tras insistir en que Argañaraz “no es un militante antivacunas”, el jefe de la bancada consideró “desproporcionada” la exigencia establecida en Diputadas y Diputados. Y añadió: “No hay nada escrito, pero es cierto que surgió del consenso entre los bloques. Por eso acercamos una propuesta, no queremos provocar una disputa”.

Por último, amplió el distanciamiento de las posiciones radicalizadas. “Los denominados antivacunas tienen teorías descabelladas. Considero que era necesario desarrollar y aplicar las vacunas contra el coronavirus, porque de lo contrario los daños hubieran sido mayores”, afirmó.

Farías, por su parte, había defendido el requisito implementado en la Cámara Baja: “Por el rol que desempeñamos, no podemos menos que acatar las exigencias aplicables al resto de la población”.

En esa línea, en la sesión del jueves pasado también se habían conectado virtualmente María Laura Corgniali (FAP) y Georgina Orciani (UCR Evolución), ambas con la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19.

Desmarque

Paralelamente, el diputado provincial Walter Ghione (UNO) aprovechó para diferenciarse. “La vacunación es una forma concreta de cuidar a nuestra familia y a toda la sociedad”, tuiteó el legislador.

https://twitter.com/Walterghione/status/1448370738470268935

Los reacomodamientos del año electoral depararon la reciente separación de Ghione del sector que integran Mayoraz, Argañaraz y la diputada provincial Natalia Armas Belavi.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario