Policiales

Un pibe de 18 años murió tras recibir un balazo en supuesta pelea de bandas

Alrededor de las tres de la mañana Milton Nahuel Berón fue dejado malherido en la puerta de su casa. Lo llevaron al Heca pero allí falleció

Martes 24 de Octubre de 2017

La muerte de un joven de 18 años como consecuencia de un disparo de arma de fuego en la ingle se transformó en un misterio. Es que en los primeros tramos de la investigación lo único que se pudo establecer fue que el muchacho resultó víctima de un ataque armado que acabó con su vida ayer a la madrugada en una calle de la periferia de barrio Godoy. En el lugar, ayer se decía que la víctima estaba entreverada en cuestiones delictivas e integraba una banda que se supo ganar enemigos. En ese sentido, al parecer hubo una fuerte discusión que comenzó por una cuestión menor en una canchita de fútbol al caer la tarde del domingo, lo que luego escaló hacia una pelea entre los grupos y tuvo como punto más violento una feroz balacera.

"Es una lástima. Acá en el barrio todos el mundo sabía que este chico iba a terminar así, como otros pibes enredados en la delincuencia. Su familia es gente trabajadora, pero él lamentablemente andaba medio torcido desde un tiempo a esta parte".

Así puso en contexto un vecino de Manuel González al 3100, una calle que corta la remozada avenida Rivarola al 8000, en el límite del municipio de Rosario, el hecho que se conoció ayer a la mañana cuando oficialmente los voceros policiales informaron que Milton Nahuel Berón, de 18 años, había muerto de un disparo en la ingle en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).

Versiones diferentes

Los datos que llegaron desde distintos canales oficiales indicaron que Berón ingresó por sus propios medios al Heca a las 3 de la madrugada con un disparo en la región inguinal, pero a pesar de ser sometido a una intervención quirúrgica murió a la 7 de la mañana.

Cuando el cronista de este diario se aproximó a la escena del crimen ayer al mediodía, sólo un par de jóvenes y otro hombre entrado en años y conocedores de la dinámica barrial, se animaron a comentar aspectos que rodearon la muerte de Milton, un joven con algunos conflictos violentos que marcaron su fatal destino.

En ese sentido explicaron que hubo un capítulo previo de discusiones entre bandas la tarde del domingo en una canchita de fútbol de la zona, donde al parecer algunos de los integrantes de un bando le recriminó a otro el robo de una pelota. Pero eso no fue todo. A partir de ese incidente se habría escuchado un intercambio de disparos alrededor de las 21 que luego cesó.

Después la oscuridad hizo lo suyo, ya que no hay testigos que puedan aportar cómo y en qué circunstancias el joven fue baleado. Lo concreto es que a las 2.30 de la madrugada apareció malherido en la puerta de su casa. "No se sabe donde lo atacaron, pero después alguien lo dejó en la vía pública. Entre un vecino y la familia lo llevaron al hospital, no es cierto que llegó por sus propios medios hasta el Heca, eso no es verdad", aclaró otro hombre de la popular barriada del oeste rosarino.

Banditas rivales

Esa misma persona parecía vivir en carne propia la realidad que carcome a muchas familias de la periferia de la ciudad. "Acá hay un par de banditas de pibes violentos que están enfrentados, roban y también los atraviesa el tema de la droga. Milton era un chico que ya había tenido problemas y lamentablemente sabíamos que podía terminar así", lamentó.

"Es una lástima porque sus padres son gente buena, de trabajo, tienen una panadería donde incluso él también trabajaba. Pero los pibes parece que no entienden", cerró angustiado el vecino.

Las primeras actuaciones prevencionales estuvieron a cargo de policías de la comisaría 32ª mientras que la investigación del caso quedó en manos del fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Florentino Malaponte, quien ordenó medidas de rigor a la Policía de Investigaciones (PDI) con el objetivo de orientar la pesquisa, principalmente con la toma de declaración a posibles testigos del homicidio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario