Policiales

Un barrio violento, con nuevas bandas poco organizadas

La zona cercana a la ciudad universitaria padece de hechos de disparos a manos de actores que disputan las esquinas para el narcomenudeo.

Lunes 02 de Julio de 2018

El domingo 17 de junio dos personas entraron a un pasillo de Pasco 60 bis donde viven buenos vecinos del viejo barrio República de la Sexta. "¡Salí puto, larga el fierro!", se escuchó entre las paredes antes de los disparos. Joana iba al almacén y recibió dos tiros en las piernas. Además de la joven resultaron heridos Fernando G. Mauro V. y "Moncho" E.

Si bien la investigación por la balacera no terminó, los primeros datos recabados al respecto por el área de seguridad de la provincia hablan de un cambio en el perfil delictivo del barrio, que a su vez tiene una "zona caliente" y una línea que la une con sectores del barrio Nuevo Alberdi ligados al narcomenudeo.

Bandas grandes

Los últimos días de diciembre del 2017 fue detenido Carlos Jesús "Pelo Duro" Fernández en una quinta de Funes. Es un joven que se hizo famoso en la Sexta donde, según investigaciones judiciales, se convirtió en uno de los hombres fuertes de los hermanos Funes, a quien la Justicia les endilga varias muertes en el barrio Municipal de zona sur.

Fernández cayó preso en la casa de Daniela Ungaro, hermana de René —condenado como homicida del ex jefe de la barra brava de Newell's Roberto "Pimpi" Caminos— y parte una familia de la zona sur ligada desde siempre al delito. Precisamente esta mujer cayó en mayo pasado acusada como organizadora de una estructura criminal destinada a la venta de estupefacientes.

Con Daniela cayó Brisa Amaral, de 18 años y quien acompañaba a Jonatan Funes cuando lo emboscaron y asesinaron en el cruce de las rutas 14 y A-012 tras visitar a sus hermanos de la cárcel de Piñero. Tanto las dos mujeres como otras cinco personas fueron indagadas por la Justicia federal por una causa impulsada por el fiscal federal Claudio Kishinoto y la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) que investiga a los clanes Ungaro-Funes.

Pero no sólo Fernández fue parte de una facción en pelea continua en la Sexta. Dos miembros importantes de la banda de Los Monos, Leandro "Gordo" Vilches y Emanuel Chamorro fueron vecinos del barrio. Según un pesquisa, esto significó que "durante mucho tiempo los búnker de la zona fueran de Los Monos, pero eso se fue quebrando y se inició una lucha de territorios entre los Cantero, aliados a los Caminos, y los Ungaro asociados a los Funes". Pero este esquema también cambió.

Bandas menores

"Lo que se percibe ahora es una serie de bandas menores no organizadas que le compran drogas a un único proveedor y hacen «delivery» de venta en la zona. Se detectaron tres viviendas en las cuales se turnan para vender o acopiar y que van rotando. Si se allanan esas casas, casi sobre la barranca de avenida Belgrano no se encontrará gran cantidad de estupefacientes, sólo lo necesario para la venta de ese día", dijo un pesquisa que conoce la zona.

El análisis ahonda en la cadena de comercialización. "Antes la línea era única. El mismo proveedor vendía en sus búnker y controlaba entregas y dinero, pero eso cambió. El proveedor sólo trae la droga y se la deja a estos grupos, que comercializan y cuidan de sus propios vendedores. Las cosas están divididas y diferenciadas".

En medio de esa nuevo configuración del delito en la Sexta se mezclan grupos atomizados que luchan por el territorio en cada esquina. Para los investigadores, lo ocurrido el pasado domingo 17 de junio fue que los agresores "entraron al pasillo de Pasco 60 bis persiguiendo a un hombres que luego resultó herido. A pocas cuadras de ahí, y un minuto después del ataque, fuerzas federales detuvieron a un muchacho herido que posiblemente haya estado en esa balacera, aunque no pudo ser comprobado. Este joven es oriundo de Nuevo Alberdi y estaría ligado al narco de la zona norte y ahora dio su dirección en la Sexta".

Urbanizar

Este panorama, sumado a los planes de urbanización de la zona, abrió las puertas a la Dirección de Seguridad Comunitaria de la provincia para "acompañar los procesos" de urbanización. "Estamos ocupándonos de cada barrio y en especial de esa zona de la Sexta donde hay un grupo identificado con una cantidad de menores metidos en el delito" aseguró su titular Pablo Suárez.

"Tenemos un control sobre los baleados en la zona —sostuvo por su parte Angel Ruani, secretario de esa repartición— y creemos que con la urbanización esos problemas van a tender a desaparecer. Notamos que varios de los menores de edad que delinquen en esa zona provienen de sectores que se fueron empobreciendo. Hay un chico que no pasa de los 15 años y está mencionado en un par de homicidios". Al respecto, fuentes judiciales señalaron que el adolescente cayó en uno de los últimos allanamientos realizados en el Fonavi de Hipócrates y Lola Mora y quedó a disposición de la Justicia de Menores y una repartición estatal.

Los vecinos de la Sexta, un barrio enclavado sobre la ciudad universitaria y a diez minutos del centro de Rosario, esperan atentos los cambios urbanos en marcha pero una frase se les impone al recorrer esas cinco o seis manzanas que bordean la barranca: "El barrio se puso difícil de nuevo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario