Policiales

Tiroteo en un frustrado atraco a un blindado

Dos portavalores protagonizaron una balacera en el playón de una estación de servicio de Mendoza y Felipe Moré cuando una pandilla intentó asaltar el blindado del que bajaron para abastecer un cajero automático.

Jueves 28 de Junio de 2018

Dos portavalores protagonizaron una balacera en el playón de una estación de servicio de Mendoza y Felipe Moré cuando una pandilla intentó asaltar el blindado del que bajaron para abastecer un cajero automático. El hecho ocurrió ayer a la madrugada y al parecer los empleados fueron atacados desde un BMW negro. En esas circunstancias hubo un tiroteo y un taxi Chevrolet Corsa estacionado recibió al menos tres impactos de bala. No hubo heridos.

El fiscal de Flagrancia Fernando Sosa secuestró las pistolas de los portavalores y ordenó la toma testimonios y obtención de imágenes de las cámaras de la estación y del club Libertad, ubicado a 30 metros de la escena.

Auto sospechoso

Cerca de las 2.30 de ayer el blindado estacionó frente al cajero externo del Banco de Santa Fe instalado en el playón de la YPF sobre calle Mendoza. El vehículo amarillo era monitoreado por dos cámaras y parcialmente por otras tres. Los portavalores bajaron del camión con desconfianza. Una versión indicó que en su recorrida habían visto un BMW negro cuya imagen recurrente en los retrovisores los puso en máxima alerta. Al detenerse frente a este cajero, en vez de hacer la recarga optaron por asegurarse de que nadie los seguía. Así, uno caminó por el playón hacia Felipe Moré y el otro hacia Mendoza.

Cuando volvían al camión, de la nada apareció en contramano y a gran velocidad por Felipe Moré el BMW. Los empleados dijeron a la policía que oyeron un disparo y que, tras ponerse a reparo, repelieron la agresión. El playero, que en ese momento estaba en una oficina, se tiró cuerpo a tierra.

El BMW se perdió en la oscuridad. Un taxi estacionado sobre Felipe Moré a la altura del drugstore de la estación recibió tres impactos, todos sobre el lateral derecho del auto: en la parte superior de la puerta del acompañante, en el zócalo de la puerta trasera del mismo lado y en uno de sus faros traseros.

"Uno de los balazos me cortó el cable del reloj y recién me puedo poner a trabajar. El taxi estaba estacionado ahí como todas las noches", explicó el dueño del auto. Algunos vecinos indicaron que escucharon media docena de detonaciones.

Los efectivos de PDI recolectaron un número no precisado de vainas calibre 9 milímetros. La aparición y fuga del BMW quedó grabada por dos cámaras de vigilancia que tiene el club Libertad y que ayer ya estaban en manos de los investigadores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario