Policiales

Suculento atraco a una estación de servicio

Cuatro hombres armados robaron una gran suma de dinero de una estación de servicio de la ciudad de Pérez. Según fuentes judiciales, los hampones llegaron en moto y, con sus cascos puestos, redujeron al playero, rompieron con un ariete la puerta de la administración y obligaron a una empleada a abrir una caja fuerte de la que sustrajeron entre 600 mil y un millón de pesos.

Jueves 21 de Septiembre de 2017

Cuatro hombres armados robaron una gran suma de dinero de una estación de servicio de la ciudad de Pérez. Según fuentes judiciales, los hampones llegaron en moto y, con sus cascos puestos, redujeron al playero, rompieron con un ariete la puerta de la administración y obligaron a una empleada a abrir una caja fuerte de la que sustrajeron entre 600 mil y un millón de pesos.

El atraco ocurrió el martes pasado el mediodía y es investigado por la fiscal de Investigación y Juicio Cecilia Brindisi. Al cierre de esta edición no se habían reportado detenciones vinculadas con el hecho.

Los voceros consultados confirmaron que el hecho ocurrió en una estación de servicio Shell ubicada en sobre la ruta 33 a unos metros del cruce con la 14, en jurisdicción de Pérez. Allí llegaron, alrededor de las 14.45 del martes, cuatro hombres en dos motos portando armas de fuego y una especie de ariete.

Al llegar los hampones neutrilzaron a un playero y enseguida se dirigieron a una oficina de administración. Entonces emplearon el ariete para violentar la puerta e ingresar. Ahí amenazaron a una empleada para que les abriera una caja fuerte.

Los delincuentes tomaron el dinero y rápidamente huyeron por la ruta 14 en dirección a Soldini. Si bien ayer no se había especificado el monto exacto de lo sustraído, fuentes judiciales estimaron el botín entre 600 mil y un millón de pesos.

En el lugar trabajó personal de la Policía de Investigaciones (PDI) y de la comisaría 22ª de Pérez. Primero a las órdenes de la fiscal de Flagrancia Gabriela Bassagaisteguy, quien solicitó el relevamiento de cámaras de video que había en la estación de servicio así como la toma de testimonios. Luego el caso pasó a la fiscal Brindisi

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario