Policiales

Sin pistas sobre el móvil y los autores del triple homicidio

El fiscal aportó datos sobre la mecánica del hecho pero prefirió ser cauto a la hora de aventurar hipótesis sobre las posibles causas.

Miércoles 18 de Abril de 2018

En fiscal que investiga el triple crimen ocurrido la tarde del lunes en Granadero Baigorria no quiere apresurarse a sacar conclusiones sobre el móvil del ataque. La hipótesis de que los homicidios fueron por encargo y premeditados sigue siendo la más fuerte, pero nadie aventura teorías respecto de sus motivaciones. Por eso la información brindada ayer por el fiscal Florentino Malaponte se refirió a la mecánica del ataque, perpetrado con al menos dos armas calibre 9 milímetros. Ayer los pesquisas seguían peritando algunas cámaras de vigilancia cercanas a la zona para ver si de allí se desprende algún elemento que permita identificar a los atacantes. También se investiga un auto que estaba estacionado en el lugar cuyas patentes pertenecen, en realidad, a otro vehículo.

El triple crimen sorprendió a todos. Fue el lunes en pleno día, a las 16.30, en el barrio Martín Fierro de Granadero Baigorria. Ezequiel David "Parásito" Fernández, de 38 años; su hermano José Horacio "Grasita" Fernández, de 30, y Gerardo "Abuelo" Abregú estacionaron un Chevrolet Corsa en la puerta de una vivienda en la que uno de ellos vivía desde hace unos meses y fueron abatidos a tiros.

Los atacantes iban en un Volkswagen Bora gris con vidrios polarizados. Tres personas bajaron del auto y abrieron fuego con armas que los vecinos describieron como "metralletas cortas". Las víctimas, todas con antecedentes penales, no llegaron a darse cuenta de lo que pasaba y terminaron muertas adentro del Corsa con 7, 8 y 9 nueve disparos. Los atacantes huyeron y al cierre de esta edición no habían sido identificados.

El ataque fue en la puerta del departamento de pasillo ubicado en Liniers al 2000 de Baigorria, adonde desde hacía cuatro meses vivían Parásito y su pareja y que las otras dos víctimas frecuentaban. En el momento en el que se desató la balacera, la mujer estaba dentro de la vivienda.

Indefensos

El Chevrolet Corsa gris dominio LNP 804 en el que iban las víctimas estaba, detalló Malaponte, a nombre de la madre de Abregú. La requisa realizada en el interior del auto arrojó resultado negativos: no se secuestraron armas ni otro elemento de interés para la investigación. "Lo que confirma la emboscada es que no hay señales de que se hayan defendido", sostuvo Malaponte.

Pero además del Corsa en el que iban los hombres asesinados los pesquisas trabajan sobre la pista de otro vehículo que estaba estacionado en el lugar. Se trata de un Toyota Etios gris que tenía las patentes adulteradas. Desde fiscalía se contactaron el propietario del auto al que pertenecían originariamente esas chapas, que en principio no tiene vinculación con el hecho. Los investigadores sospechan que el Etios puede ser un auto robado y detallaron que la posible vinculación de ese vehículo con el triple crimen es materia de investigación.

Hasta ayer las pistas para determinar la identidad de los atacantes eran escasas. Los testimonios de vecinos de la zona y de allegados a las víctimas poco arrojaron para esclarecer ese punto. Los investigadores estaban abocados a conseguir los videos de las cámaras de vigilancia públicas y privadas de la zona para ver si de allí se desprende algún elementos de interés.

Sin conclusiones

"No vamos a sacar conclusiones ni anticiparlas en este momento. Por ahora las evidencias de la mecánica del hecho en el lugar refieren que se efectuaron casi 30 detonaciones, porque se secuestraron 28 vainas en el lugar, y que se utilizaron al menos dos armas calibre 9 milímetros. Los atacantes se bajaron de un VW Bora y dispararon. Los estamos buscando en las cámaras pero aún no hay resultados positivos", indicó Malaponte, quien detalló que la investigación pasará a manos de su colega Marisol Fabbro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario