Policiales

Segundo imputado por asesinar a un hombre delante de su hijo

Lo detuvieron el sábado en Villa Constitución por el crimen de Claudio Sauro. Ayer lo llevaron ante un juez que le dio prisión preventiva.

Martes 21 de Agosto de 2018

Dos días después de ser detenido en Villa Constitución, un joven de 28 años fue imputado por un crimen de hace diez días en Riobamba al 6500. Claudio Sauro, de 49 años, enfrentó entonces a dos jóvenes acompañado por su hijo y en medio de la pelea murió apuñalado en el tórax. La semana pasada otro joven fue acusado por caso y ayer se sumó Matías Ch., a quien una hija de la víctima encontró abrazado al cuerpo de su padre mientras le decía: "Perdoname loco, despertá, no lo quisimos hacer". Quedó implicado como coautor de un homicidio en ocasión de robo y le dictaron la prisión preventiva por el plazo legal de dos años.

Matías Ch. fue detenido el sábado luego de que entrara una llamada al sistema 911 para alertar que estaba alcoholizado en su casa de Villa Constitución. El joven conocía a la víctima porque era el padre de quien fue su pareja. Una brigada de la Policía de Investigaciones fue hasta esa casa y no lo encontró: había sido internado en el hospital Samco debido a su estado de embriaguez. Pero al llegar allí había abandonado la sala de guardia. Lo encontraron deambulando fuera de sí por Urquiza y Santa Cruz de esa localidad.

En el estrado

A las 9 de ayer fue sometido a una audiencia imputativa en el Centro de Justicia Penal. El fiscal Florentino Malaponte lo acusó de haber cometido el ataque junto a otro joven apresado una semana antes. Lo imputó como coautor de un homicidio en ocasión de robo, una figura que prevé de 10 a 25 años de prisión. El defensor público Gonzalo Armas cuestionó que haya existido una motivación de robo y pidió asistencia médica y psicológica para el detenido, que carece de antecedentes penales. Luego de escuchar a las partes el juez Juan Andrés Donnola avaló el encuadre solicitado por la Fiscalía y le dictó la prisión preventiva por el plazo de ley.

De acuerdo con evidencias de la investigación, Claudio Fabián Sauro conocía al grupo que lo agredió la madrugada del sábado 12 de agosto en una pelea por disputas vecinales entre dos familias. Según la Fiscalía, el hombre regresaba a su casa acompañado por su hijo Roberto cuando Matías Ch. los encaró acompañado por Brian "Chucky" S. Chucky fue imputado el pasado martes 15 de agosto. El fiscal Adrián Spelta lo acusó de ser el principal implicado y le atribuyó el delito más grave de homicidio calificado criminis causa, que prevé prisión perpetua.

Ese día, familiares de Sauro que estaban presentes en la audiencia comenzaron a contar su versión de los hechos. Roberto, el hijo y principal testigo, refirió que Chucky "le dio un puñete en la cara a Claudio, que cayó, y ahí lo apuñaló en la panza. Cuando estaba en el suelo le robó las zapatillas y la billetera. Yo corrí para socorrerlo. Y cuando traté de levantarlo vi que Chucky venía hacia mí y me dio una puñalada en la boca. Me desmayé y no recuerdo nada más".

S., apuntado como el autor material de las puñaladas, aceptó declarar: admitió que participó de la pelea pero se desvinculó del crimen. Dijo que defendió a un amigo y que "empujó" a sus contrincantes, sin mencionar las puñaladas. Si bien afronta una acusación más grave le dieron 30 días de prisión preventiva.

La confesión

En el caso de Matías Ch., imputado ayer por una figura más leve pero con plazo de detención más largo, los familiares de Sauro contaron que permaneció en la escena. Precisaron que un rato después del hecho le confió a un amigo de la familia: "Fuimos nosotros, no lo quisimos hacer" y luego huyó a Villa Constitución.

En su declaración, Ch. contó que la pelea se originó cuando fueron a comprar bebida a un quiosco y se encontraron Sauro padre e hijo, cruzaron miradas y comenzaron a discutir. Según dijo, todo desembocó en una pelea a trompadas en la cual perdió un diente y terminó inconsciente.

Al recuperarse se encontró con Sauro ya tirado en el piso y ensangrentado. Sostuvo que se quedó en el lugar, le practicó respiración boca a boca e intentó reanimarlo hasta que llegó la familia y lo echó. El defensor Armas cuestionó que se lo acuse de un homicidio en ocasión de robo cuando el origen del ataque, según esos dichos, no habría sido el asalto sino una pelea. Remarcó que si alguien se llevó pertenencias de la víctima esa persona no fue Ch.

El relato fue escuchado por familiares de la víctima presentes en la sala audiencia que un momento insultaron al detenido, por lo que el juez Donnola anunció que haría desalojar la sala si no prevalecía la calma.

Sobre el final, Armas planteó que tras su detención y pese a estar bajo custodia Ch. sufrió un intento de suicidio. Por eso reclamó que se tomen resguardos para garantizar su integridad psicofísica. El juez hizo lugar al pedido y ordenó que sea atendido por un psicólogo y revisado por un médico forense, además de recomendarles a las autoridades penitenciarias un especial cuidado por el detenido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario