Policiales

Seguirán presos dos policías acusados de apremios ilegales contra siete jóvenes

Son los agentes que atacaron a un grupo de muchachos en las Cuatro Plazas de barrio Belgrano a fines de marzo. Hay otros cinco efectivos imputados.

Jueves 26 de Abril de 2018

Dos policías seguirán en prisión preventiva efectiva hasta el juicio oral acusados, junto a otros cinco uniformados que siguen vinculados al proceso pero en libertad, por apremios ilegales, falsificación de actas e incumplimiento de sus deberes de funcionarios, delitos perpetrados contra siete jóvenes detenidos y trasladados a la comisaría 14ª en un procedimiento irregular realizado en las Cuatro Plazas (Mendoza y Provincias Unidas) el último fin de semana de marzo. Una jueza decidió que ambos policías sigan tras las rejas luego de una audiencia celebrada ayer en Tribunales para tratar el vencimiento de la medida cautelar, y donde cuatro de las víctimas fueron aceptadas como querellantes.

En una sala colmada por las víctimas, amigos y familiares que no le sacaron la vista de encima a los acusados, la fiscal de la Unidad de Violencia Institucional, Karina Bartocci, informó a la jueza Melania Carrara que había recibido, y no se oponía, al pedido de constitución de querellante de cuatro de los jóvenes que denunciaron el grave incidente.

Entre los acusados en prisión están Erica Denis y Mariano Saavedra, policías del Comando Radioeléctrico identificados por las víctimas y denunciados como quienes iniciaron el procedimiento que derivó en un despliegue desproporcionado que terminó en la seccional 14º (Marcos Paz al 6600), donde los siete jóvenes fueron alojados durante más de diez horas, vejados y golpeados.

Un "control de rutina"

Según la denuncia, todo se inició cuando el patrullero con los dos policías presos irrumpió en las Cuatro Plazas donde seis muchachos y una chica de entre 21 y 24 años pasaban el rato tomando gaseosas. Al justificar un control de rutina sobre motos (argumentaron que vieron varios rodados salir a excesiva velocidad) se acercaron al grupo y les pidieron que se tiraran al piso, pero como uno de ellos no lo hizo fue amenazado, apuntado por Saavedra con su arma reglamentaria y golpeado de un culatazo en la cabeza.

Frente a esa situación, la agente Denis realizó disparos antitumulto, cuyas perdigonadas hirieron en la pantorrilla a uno de los jóvenes, que salió corriendo y dio origen a una persecución que terminó a dos cuadras. Al ser reducido, el muchacho fue esposado, golpeado en la cara, en las piernas y en las costillas y le cortaron las rastas que lucía en su pelo con un cuchillo.

Tras la llegada de una cantidad inusual de patrulleros, según la Fiscalía fueron 19 entre autos, chatas y motos de la Policía de Acción Táctica (PAT), el Comando Radioeléctrico y patrullas de calle, se decidió la detención del resto de los jóvenes.

Ya en la seccional, Cristian F., Valentina C., Sasha V., Nelson R., Emanuel C., Martín D. y Alvaro G. recibieron maltratos durante más de 10 horas hasta que la defensora pública Marisel Palais llegó a la dependencia y puso al tanto del hecho al fiscal del turno, Fernando Dalmau.

Querellantes

Los abogados querellantes Julia Giordano y Federico Pagliero, en representación de cuatro de las víctimas, describieron que dentro de la seccional continuaron sufriendo "abusos, golpes, amenazas y vejaciones durante quince horas y les sustrajeron sus pertenencias".

Remarcaron que "se confeccionó un acta con datos falsos", en el sentido de la existencia de una mochila color rosado (los policías la mencionaron como elemento sospechoso) "que nunca apareció" y que el joven golpeado (Sasha V.) se cayó y por eso sufrió las lesiones "cuando en realidad fue golpeado con la culata del arma de Saavedra".

Sin objeciones de la defensas, la jueza autorizó la constitución de la querella y luego la fiscal Bartocci fundamentó el pedido del mantenimiento de la prisión preventiva. "La calificación para los detenidos es la de apremios ilegales en concurso real con falsificación ideológica de instrumento público y en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público. Denis y Saavedra se bajan de su auto, ya con su armas reglamentarias apuntan a los chicos que estaban en la plaza con intención de requisarlos, mediante una violencia y falta total de fundamentos", agregó.

Enmarco el caso como "irregular" respecto a la confección del acta, que la presentaron "recién a las 16.30" cuando en realidad fueron detenidos a las 5 de la mañana. "No sabían que poner", esgrimió Bartocci.

"Estas dos personas que iniciaron el procedimiento convocaron a 23 móviles para nada. En la requisa a los chicos no se encontró ningún arma, cuchillo o estupefacientes que diera lugar a tremendo procedimiento. El acta fue firmada por ocho policías, los cuales fueron imputados".

Sin embargo aclaró que los impulsores del procedimiento fueron Saavedra y Denis y por eso se hizo un pedido diferenciado de la medida cautelar, con lo cual solicitó que sigan en prisión hasta la audiencia preliminar, momento en el que, adelantó, pedirá una pena efectiva con un máximo de 6 años de prisión.

La funcionaria enumeró parte de la evidencia que sustenta su idea del caso, dijo que "los policías están todos identificados con distintos grados de responsabilidad", y puso como "prueba fundamental" el libro de guardia de la comisaría.

La voz de los acusados

A su turno el abogado defensor Renzo Biga indicó que en 30 días "no se colectó prueba incriminante". Y solicitó la libertad de ambos policías con medidas para mantener distancia de los denunciantes y controles mediante tobillera electrónica. Tanto Saavedra como Denis sostuvieron que se trató de un procedimiento "de rutina" por control de personas y motos, por una orden impuesta por la autoridad, y que no tuvieron participación en las detenciones.

Finalmente la jueza Carrara decidió prorrogar la prisión preventiva de los dos policías hasta el juicio. Indicó que "la materialidad del hecho quedó acabadamente acreditada y se mantienen los supuestos que originaron el estado de prisión preventiva y el grado de sospecha de participación" de los dos imputados.

detenidos. Los policías en el patio de la seccional 14ª tras el episodio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario