Policiales

Pullaro: "Acá no hay suspicacias, son operaciones políticas contra nuestra gestión"

Lo dijo el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, tras suspenderse la audiencia imputativa a un jefe policial en la que había escuchas como pruebas

Sábado 28 de Octubre de 2017

"Desmiento completamente todos los rumores que partieron de sectores oscuros de la policía de Santa Fe y del kirchnerismo provincial buscando golpear una gestión política para las fuerzas de seguridad y las transformaciones que se llevan adelante", expresó ayer a la mañana el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro. Lo dijo en respuesta a las suspicacias derivadas de la suspensión de la audiencia imputativa que se iba a realizar la mañana del jueves al ex jefe de la Unidad Regional V de policía, Adrián Rodríguez, quien estaba acusado de cohecho pasivo e irregularidades en el manejo de las horas extras de sus subordinados, causas en las que como prueba principal hay una escucha entre el comisario y un alto funcionario de Seguridad de la provincia.

En declaraciones al programa "Zysman 830", en La Ocho, Pullaro fue consultado sobre la suspensión de esa audiencia y el simultáneo desplazamiento del fiscal Roberto Apullán, quien llevaba adelante la investigación. El ministro explicó que "lo del fiscal no fue un apartamiento sino consecuencia de la creación, el 12 de octubre, de una Unidad Fiscal especializada que tomará las 2 mil causas que hay por corrupción y violencia institucional en lo que es la 1ª jurisdicción santafesina, es decir la que tiene base en la capital provincial. No sólo la causa que tenía Apullán cambió de Unidad sino también las que tenían los otros fiscales que confluyen en esta nueva Fiscalía especializada. Nos parece totalmente normal y correcto y es una facultad que tiene el fiscal regional" Carlos Arietti, aseveró el ministro.

No hay suspicacias

Asimisimo, Pullaro dijo que la creación de la nueva Unidad Fiscal "no se hizo dos minutos antes de la audiencia imputativa al comisario Rodríguez (como sostuvo Apullán el mismo jueves tras ser notificado y como lo dio a conocer este diario en su edición de ayer). Fueron muchos días antes, fue el 12 de octubre. Desde ese día las causas no estaban más en manos de los fiscales que las tenían y pasaron a la nueva Fiscalía. Por eso no hay suspicacias. Se llegó a una audiencia imputativa con un fiscal que no tenía la causa. Lo que genera suspicacia sobre el caso del comisario Rodríguez tiene que ver con las operaciones de sectores oscuros de la policía de la provincia, fundamentalmente sectores que fueron exonerados años atrás".

"Las operaciones se iniciaron desde el día cero, cuando se anunció el concurso para 67 directores generales de policía. Desde ese día comenzaron todo tipo de operaciones, como estamos acostumbrados a ver sobre diferentes cuestiones, como el caso de Adrián Rodríguez y otros policías", agregó Pullaro en clara defensa del oficial.

También expresó que "bajo ningún concepto (su Ministerio) va a interceder en una investigación que lleva adelante el Ministerio Público de la Acusación" y remarcó que "el director de policía Adrián Rodríguez presentó su pedido de baja en la fuerza. Fue un muy buen jefe de la Unidad Regional I y muy bueno en la V, y fue atacado al igual que funcionarios del Ministerio de Seguridad en diferentes sitios web por sectores policiales exonerados. Esos sectores tiene eco legislativo y ese eco viene del Frente para la Victoria", añadió.

Hay muchos llamados

Al ser consultado sobre una de las pruebas con las que contaba el fiscal Apullán, que es una escucha telefónica entre Rodríguez y un alto funcionario de su Ministerio que algunas fuentes aseguran es el propio Pullaro, el ministro dijo: "Nosotros con los jefes de las unidades regionales, no sólo yo sino otros funcionarios, nos comunicamos 50 o 60 veces por día, por lo que si alguno de esos jefes tiene su teléfono intervenido seguramente, es obvio, que surgirán conversaciones con funcionarios del Ministerio". Aunque descartó "de plano que en esas conversaciones haya tráfico de influencias u otra cosa de la que se pueda dudar".

Finalmente, cuando se le dijo que según las fuentes esa escucha refería a un posible facilitamiento de las preguntas a hacerle a Rodríguez en un concurso de ascenso a cambio de favores en las horas extras, el ministro fue tajante: El concurso para director general de la policía no tiene preguntas. El candidato presenta un trabajo que defiende ante un tribunal colegiado y, en caso de que queden dudas, recién se formulan las preguntas por lo que es imposible conocerlas de antemano. Aquí no hay nada que objetar: el Fiscal Regional dijo que no hay tipicidad delictual en lo que se le quiso imputar a Rodríguez y por lo tanto no hay causa penal.

Evalúan hacer el juicio a Los Monos en el nuevo Centro de Justicia Penal

La propuesta de realizar el juicio a la banda de Los Monos en el nuevo Centro de Justicia Penal ubicado donde funcionara el Hospital de Emergencias fue debatida ayer entre el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro; el presidente de la Corte provincial, Daniel Erbetta; y jueces del fuero penal. En la reunión se abordaron cuestiones que hacen a la seguridad del esperado debate oral y público con inicio previsto para el 6 de noviembre, aunque al terminar el encuentro no se dieron garantías de que las audiencias comiencen ese día.

Junto a Erbetta y Pullaro estuvieron el secretario provincial de Asuntos Penitenciarios, Pablo Cococcioni, y los magistrados penales Luis María Caterina y Carlos Carbone, ambos representantes de los Colegios de Jueces de primera y segunda instancia.En el edificio del Centro de Justicia Penal, inaugurado en julio pasado, todavía faltan terminaciones finas y el mobiliario. pero desde la cartera de Seguridad prometen tener todo listo para el 6 de noviembre aunque su funcionamiento está previsto para el año que viene.

El trámite a 26 policías y civiles acusados de pertenecer a una asociación ilícita dedicada al narcotráfico (con 240 testigos en audiencias que durarán más de dos meses) impone definir cuestiones de organización que todavía están en debate. Lo que se discutió ayer fueron las medidas de seguridad a tomar en las audiencias y en los traslados de los funcionarios y los acusados presos, ocho de ellos considerados de "alto riesgo".La cuestión es clave ante el precedente del ataque a un furgón penitenciario baleado a fines de marzo en la autopista a Santa Fe, cuando volvían de Tribunales al penal de Coronda Luis "Pollo" Bassi, Milton Damario y Facundo "Macaco" Muñoz, por entonces en juicio y luego absueltos por el crimen del ex líder de Los Monos Claudio "Pájaro" Cantero.Entre las virtudes de desarrollar el juicio en el viejo Heca figuran la ubicación menos céntrica, que el edificio se destinaría exclusivamente para el juicio y que las audiencias se harían en doble jornada. "Estamos haciendo esta propuesta convencidos de que le brindamos una mayor seguridad a la ciudadanía, fundamentalmente en lo que se refiere a los traslados, y por otro a las personas que están detenidas. Entendemos que se reducirían de manera importante los riesgos", dijo Pullaro tras la reunión. E indicó que aún no se llegó a definiciones y se seguirán analizando opciones como que los imputados permanezcan dentro del edificio mientras dure el juicio.

"Faltan algunas cuestiones de logística", dijo el ministro, quien no brindó certezas sobre la fecha de inicio del debate. "Eso no depende de nosotros. Tenemos todo preparado para la fecha en que está previsto comenzar pero es un juicio que ya se pospuso en dos oportunidades y tal vez pueda volver a suceder".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario