Policiales

Prisión domiciliaria para acusado del crimen de Bam Bam Funes

Es un empleado metalúrgico reconocido por una testigo a través de Facebook. Tendrá tobillera electrónica y permisos laborales.

Sábado 21 de Julio de 2018

"No tengo nada que ver con esto. Ese día estaba trabajando". Damián Oscar C. fue detenido el martes en la puerta de un shopping como uno de los sospechosos del asesinato de Jonatan "Bam Bam" Funes, ejecutado en febrero en una emboscada frente a la cárcel de Piñero cuando salía de visitar a sus dos hermanos presos. El acusado, de 22 años y empleado en una empresa metalúrgica, había sido apuntado por una joven que acompañaba a la víctima y lo reconoció en una foto en Facebook. Pero al declarar en la audiencia imputativa de ayer, él aseguró que no tiene "nada que ver con ninguna de las dos partes" en conflicto. No obstante quedó imputado por delitos con una pena en expectativa de prisión perpetua y, por un acuerdo entre sus abogados y el fiscal, estará en prisión domiciliaria con tobillera electrónica y salidas laborales durante un mes.

El homicidio

Jonatan Daniel Funes, de 28 años, fue asesinado el 5 de febrero en el cruce de las rutas 14 y A-012. Fue el tercer ataque a tiros en poco más de un mes que sufrió su familia, enfrentada al clan Caminos de barrio Municipal por cuestiones que entremezclan tráfico de drogas, revanchas familiares y conflictos múltiples. En Año Nuevo balearon a Jorge, su padre, en la localidad de Alvear; y el 7 de enero fue ejecutado su hermano Ulises desde un auto frente a un pasillo de barrio La Lata.

Sus hermanos Alan, de 19 años, y Lautaro o "Lamparita", de 22, están presos en Piñero acusados de homicidios y de liderar una asociación ilícita dedicada a la venta de drogas, robos domiciliarios y acopio de armas. El martes, en tanto, un tío de ambos fue acusado de seguir con ese negocio ilícito desde que ellos cayeron detenidos. En ese marco, el jueves un juez aceptó un hábeas corpus presentado por los hermanos para volver a un pabellón común y salir de las celdas de resguardo donde se habían refugiado ante el temor de un ataque.

Detenidos

Un día después Damián Oscar Enrique C. fue acusado de intervenir en el crimen de Jonatan como coautor de delitos que prevén prisión perpetua. Por el homicidio de "Bam Bam" está preso desde fines de febrero Adrián "Cable" Solís, también imputado de la balacera a Funes padre y del crimen de Ulises. En tanto que el presunto autor material de los disparos, Emanuel "Jija" Avejera, está prófugo.

De acuerdo con la dinámica que relató Miguel Moreno, el fiscal que reemplaza en feria a su par Florentino Malaponte, la fatal emboscada fue alrededor de las 14.15 del 5 de febrero cuando Jonatan salía de la cárcel de Piñero hacia Rosario en un Audi A3 junto a una amiga, Brisa Amaral. En un primer momento se dijo que era su novia, lo que fue desmentido. En base a escuchas, la joven fue detenida en abril como integrante de la banda y además resultó procesada en una causa federal por narcotráfico. Es la única testigo del ataque.

En base a su relato el fiscal planteó ayer que los agresores cercaron el paso del Audi negro en el cruce de rutas. Iban en una Ford EcoSport blanca que, según esa teoría, conducía "Cable", con Damián C. como acompañante y "Jija" ubicado en el asiento trasero.

El fiscal acusó a Damián C. de haber realizado, sin bajar del vehículo, dos disparos que impactaron en el Audi. Dijo que entonces Jonatan intentó escapar y fue perseguido a la carrera por "Jija", quien efectuó múltiples disparos y lo abatió con un tiro a la cabeza. En el lugar, los peritos recogieron 16 vainas calibre 9 milímetros.

"Puta, te dejo viva para que denuncies", le dijo "Jija" a Brisa antes de escapar con sus cómplices. La EcoSport fue incendiada en camino San Martín y ruta 9 de Alvear, lo que según la acusación permitió cerrar un plan criminal "premeditado", dado que ese vehículo había sido robado el 21 de enero en Estrada y Juan José Paso de Rosario.

Por todo eso Moreno imputó a Damián C. como coautor de un homicidio agravado por el uso de arma de fuego y calificado por el concurso premeditado de dos o más personas, la portación de un arma de uso civil, encubrimiento agravado por el ánimo de lucro (por circular en un auto robado) y daño agravado por ser cometido en despoblado y en banda.

Pruebas

La principal evidencia contra Damián C. es el relato de Brisa Amaral, quien desde un primer momento identificó a "Jija" y a "Cable" porque los conocía de antes. En cuanto al muchacho imputado ayer aseguró haberlo reconocido en una foto subida al perfil de Facebook de una chica allegada al entorno de Rubén Ariel "Tubi" Segovia.

Este joven, cercano a la familia Caminos, era rival de los Funes y fue asesinado en abril por sus compañeros de celda en la cárcel de Coronda. El martes, quien fuera la pareja de Jonatan y otra mujer reconocieron a Damián C. en la puerta del shopping Alto Rosario y llamaron a la policía, que lo detuvo en el lugar.

Damián C. no tiene antecedentes penales y trabaja desde hace dos años en una metalúrgica. El dueño del local dio cuenta de esa relación laboral. En la audiencia se defendió diciendo que el día del crimen estaba trabajando: "Yo no tengo nada que ver con ésto. Yo estaba trabajando ese día. Tienen que comprobar ésto porque no tengo nada que ver con ninguna de las dos partes", declaró el muchacho, secundado por sus abogados, Carlos Varela y Laura Valencia.

Los profesionales y el fiscal acordaron de antemano aplicarle una medida cautelar atenuada, lo que fue aceptado por la jueza María Trinidad Chiabrera. Damián C. quedó desde ayer en prisión domiciliaria mientras se gestiona colocarle lo antes posible una tobillera electrónica y con permiso para salir a trabajar de 7 a 12. Ese régimen tendrá una vigencia de un mes y vencerá el 15 de agosto. En ese lapso debe profundizarse la investigación. Entre otras medidas, está pendiente un reconocimiento judicial y la pericia del celular del sospechoso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario