POLICIALES

Piden prisión perpetua para un taxista acusado de estrangular a su pareja hace siete años

Fernando Javier More comenzó a ser juzgado por un femicidio de 2014. La víctima, Erica Moruzze, cumplía condena por un homicidio de 2010

Martes 02 de Marzo de 2021

Un taxista de 50 años comenzó a ser juzgado por la muerte de Erica Natalí Moruzze, una mujer de 28 años que en mayo de 2014 murió estrangulada en la casa donde cumplía en prisión domiciliaria una condena a diez años de prisión por un hecho de homicidio. En un primer momento el caso fue presentado como un suicidio a partir del relato de la pareja de la mujer, quien dijo que la encontró colgando de una soga, la desató, la acostó en la cama y recién al día siguiente advirtió que había fallecido. A partir de algunos elementos que no cuadraban con esa versión la fiscal Mariana Prunotto acusó al hombre como autor de un femicidio y pidió que sea condenado a prisión perpetua en el juicio que comenzó la mañana de este martes.

Esa pena solicitó la fiscal Prunotto ante el tribunal integrado por los jueces Ismael Manfrín, Pablo Pinto y María Isabel Mas Varela. En el debate que comenzó en la sala 7 del Centro de Justicia Penal le atribuyó al acusado Fernando Javier More el delito de homicidio calificado por ser cometido contra su pareja y por mediar violencia de género contra una mujer, dos encuadres que prevén prisión perpetua. El acusado siempre sostuvo que se trató de un suicidio y a siete años del hecho llegó al juicio en libertad. Al finalizar la primera jornada la fiscal pidió que quede detenido durante el debate por lo gravoso de la pena solicitada y el tribunal hizo lugar al pedido.

El hecho ocurrió el 30 de mayo de 2014 en una casa de Liniers al 3000 donde convivía la pareja. Según planteó la fiscal en su alegato de apertura, alrededor de las 23.30 de ese día More “comenzó a golpear con golpes de puño” a Moruzze y le causó “lesiones en el labio inferior, la oreja derecha y un golpe en la cabeza” para finalmente provocarle la muerte por asfixia al estrangularla con un mecanismo compresivo del cuello.

La fiscal aseguró que la mujer murió la noche del 30 de mayo pero su pareja dio aviso a la comisaría 19ª recién a las 9 de la mañana siguiente. Al presentarse en la seccional More dijo que al llegar a su casa la noche anterior había encontrado a su pareja colgada de la escalera con una soga atada al cuello. Les dijo a los policías que la desató y la acostó en la cama y al día siguiente, cuando se levantó a las 7 de la mañana, advirtió que estaba muerta.

>> Leer más: Comenzó un juicio oral contra un acusado de apuñalar a su ex pareja en el rostro y el pecho

Entre las pruebas que ofrecerá la fiscal al tribunal se encuentra el informe de autopsia que señala como causa de la muerte un “mecanismo asfíctico compresivo del cuello”. El informe detalla que “se encontraron elementos de probable defensa en la región anterior del cuello que podrían corresponderse con el estrangulamiento manual, al intentar liberarse de la compresión”. Además el estudio detectó lesiones compatibles con arañazos en los antebrazos y el codo derecho de una antigüedad de 24 a 72 horas.

En la primera jornada de debate la discusión se concentró sobre una nueva prueba solicitada por la acusación: una pericia psicológica con un perfil de la víctima que intenta demostrar que la mujer vivía en un contexto de violencia de género. Se trata de un estudio que al momento del hecho no pudo realizarse pero ahora fue elaborado por el equipo interdisciplinario del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Condenada por un homicidio

Al reconstruir la historia del caso la fiscal planteó que Moruzze cumplía una condena a 10 años de prisión por un homicidio cometido en el año 2010. Cuando estaba tras las rejas quedó embarazada producto de su relación con More y luego obtuvo la prisión domiciliaria por tener a su cuidado a un bebé recién nacido.

La condena había sido dictada el 17 de noviembre de 2010. Entonces la mujer aceptó una pena impuesta en un juicio abreviado que la declaró autora del crimen de Luis Alberto Echevarría, quien murió el 9 de octubre de 2008 tras ser apuñalado en su casa de Viamonte al 800. Moruzze fue acusada de haber ingresado a la casa de la víctima “a fin de mantener relaciones sexuales con la misma y, una vez en el interior, con el empleo de un arma blanca, procedió a sustraerle dinero en efectivo, la billetera y otros efectos”. Echevarría fue herido con varios puntazos y trasladado al Sanatorio Julio Corso. La mujer se fue por la entrada principal llevándose las llaves de la casa.

Al ser interrogada por el hecho, la acusada relató problemas previos en su vida privada, dijo que había sido expulsada de la casa donde vivía y que su suegra se había quedado con sus hijas, a las que no podía visitar. Dijo que no tenía dinero ni trabajo hasta que se encontró con un hombre mayor que la invitó a su casa y le dijo que le iba a “dar plata y poner un negocio”.

En su declaración indagatoria dijo que el hombre quiso tener relaciones sexuales con ella sin su consentimiento y por eso tomó un cuchillo para defenderse y forcejearon. Dijo que no recordaba cuántos puntazos le aplicó pero sí que se fue de la casa con las llaves y la billetera. En ese marco aceptó la condena a 10 años de prisión como autora del delito de robo seguido de homicidio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS