Policiales

Piden 25 años de cárcel para el autor de un doble crimen

El acusado mató a dos amigos el pasado 20 de febrero de 2018 en Puente Gallego.

Sábado 23 de Febrero de 2019

La noche del 20 de febrero de 2018, Iván Nicolás Van der Meulen circulaba en un Peugeot 504 gris por Punta del Indio al 7900, en el barrio Puente Gallego. Al ver a su vecino Rodrigo Javier Carrizo aminoró la marcha del vehículo hasta estacionarse a metros de la esquina con Viña del Mar. Allí se pusieron a conversar. Mientras estaban en eso fueron atacados a balazos por otro vecino: Fabián Osvaldo "Orejón" Melgarejo. El primero recibió al menos nueve balazos y murió en el lugar. Su vecino recibió cinco impactos, lo trasladaron al Hospital Roque Sáenz Peña donde murió poco después. El fiscal Miguel Moreno acusó a "Orejón" Melgarejo por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego (dos hechos) y portación ilegal de arma de guerra en calidad de autor. En la audiencia preliminar (paso previo al juicio oral) realizada ayer solicitó para el imputado 25 años de prisión.

"Los pibes iban a la estación de servicios a cargar combustible cuando Fabián (el vecino acusado) los llamó y les reprochó que le devolvieran algo. Los pibes estacionaron el auto y esperaron. A los segundos Fabián, con un tipo vestido como policía, los acribillaron. Ya herido, Rodrigo (Carrizo) alcanzó a salir del auto e intentó correr, pero le siguieron tirando hasta que cayó" sin vida, indicó un vecino que vio la secuencia y que el fiscal rememoró al momento de imputar a Melgarejo.

Iván Nicolás Van der Meulen tenía 25 años y era padre de dos hijos. Carrizo tenía un hijo y su esposa, Valeria, asistió el viernes 16 de marzo del año pasado a la audiencia en la que "Orejón" fue imputado. Cuando el juez Gustavo Pérez de Urrechu le concedió la palabra, la mujer le habló a Melgarejo mirándolo a la cara. "Fabián, ayer cuando le dijimos a Tiziano que estabas preso, festejaba. Vos conoces a mi hijo. ¿Sabés cómo está ahora? Vos le cagaste la vida porque mataste a su papá". Con las palabras atragantadas por el dolor, pero sin perder el respeto, la viuda de Carrizo continuó. "Mi marido no disparó (dijo Valeria). Vos lo conocías Fabián. Eran amigos y lo mataste. Si hubiera habido un enfrentamiento, como dicen Fabián y su abogada, yo no estaría acá", agregó ante una sala y un tribunal en silencio.

Pruebas y testigos

En la audiencia preliminar, paso previo al juicio oral y público, el fiscal Moreno expuso ante el juez de garantías Pablo Pinto y la defensora oficial Alejandra Paolini la lista de testigos y el cúmulo de pruebas e indicios recolectados en la investigación del doble crimen. Hubo al menos cuatro testigos presenciales del ataque cuyos testimonios fueron ofrecidos para el debate. Así "Orejón" Melgarejo quedó a un paso del juicio, aunque aún dispone de la posibilidad de llegar a un acuerdo con el fiscal para asumir su responsabilidad en un proceso abreviado. Fuentes ligadas a la investigación indicaron que no se pudo identificar al cómplice de Melgarejo, quien fue descripto por los testigos como "un hombre que estaba vestido con ropas policiales y utilizaba un chaleco antibalas"

Los tres protagonistas de la historia eran vecinos y residían a pocos metros. Melgarejo residía a unos 50 metros del lugar de la ejecución. Según la acusación "Orejón", quien se presentó como maestro pizzero, y el "hombre vestido con ropas policiales y chaleco antibalas" les dispararon a Van der Meulen y Carrizo sin permitirles reaccionar.

La estrategia de la defensora privada de Melgarejo se concentró en plantear un escenario de legítima defensa en el que su cliente fue intimidado por Van der Meulen con al menos otros tres compinches por una supuesta deuda de 50 mil pesos y amenazas con matar a uno de sus sobrinos. La defensa planteó que hubo una discusión, amenazas de muerte y así se llegó al doble crimen.

Él me disparó

"El me disparó y yo saqué y le tiré. Disparé porque me tiró. Los dos (Van der Meulen y Carrizo) tenían armas y estaban en el auto", expresó Melgarejo al declarar ante el tribunal. Cuando el fiscal le preguntó "qué rol tuvo Carrizo en la disputa" el acusado respondió: "La verdad es que no sé, estaba con Iván" (Van der Meulen). Ninguno de los vecinos que presenciaron el ataque indicaron que desde el Peugeot abrieran fuego.

Entonces el fiscal remarcó que el día posterior al doble crimen una tía de Fabián, la policía en actividad M.B., se presentó en Fiscalía para declarar que el ataque fue promovido por la persona que vestía como policía y aún no fue identificada. "La mujer se presentó voluntariamente y realizó una declaración falaz que fue contradicha por el propio acusado", expresó Moreno. Esa policía es una de los cinco testigos ofrecidos por la defensa para testimoniar en el juicio oral aún sin fecha.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});