Policiales

Piden 17 años de cárcel para un joven acusado de asesinar a un vecino

Un joven de 20 años comenzó a ser juzgado ayer por el crimen de Lucas Sebastián Saucedo.

Jueves 13 de Septiembre de 2018

Un joven de 20 años comenzó a ser juzgado ayer por el crimen de Lucas Sebastián Saucedo, quien murió en diciembre de 2015 tras agonizar cien días por las "múltiples lesiones abdominales" que le habían provocado tres balazos. Se trata de Adrián Giglione, quien fue detenido en ocho meses después del hecho.

En su alegato inicial, la fiscal de Homicidios Marisol Fabbro pidió al tribunal conformado por los jueces Román Lanzón, Facundo Becerra y Gustavo Perez Urrechu una pena de 17 años de cárcel para Giglione. El acusado pidió la palabra y se declaró inocente. Y su abogado Marcelo Piercecchi requirió la absolución.

Agonía

Saucedo fue baleado pasadas las 22 del viernes 26 de agosto de 2015 en Ayolas y Sánchez. Con tres impactos de bala en tórax y abdomen, el muchacho de 28 años fue internado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, donde falleció el 3 de diciembre de ese mismo año.

Un niño de 11 años hermano de la víctima que presenció el violento episodio incriminó a "Pañal", como apodan a Giglione, quien es sobrino de Ramón "Campito" Giglione, un folclorista de Tablada que en 2014 fue condenado a 10 años de prisión por manejar una cocina de cocaína. Otra hermana de la víctima, que vivía con un familiar del acusado, contó que escuchó tres disparos y al salir a ver qué pasaba se encontró con el nene llorando porque "Adrián le había pegado un tiro a Lucas".

Según diversos testimonios, Lucas y su hermanito habían salido a hacer unas compras. Y la hermana de la víctima relató que minutos antes ella estaba en la casa de su suegro cuando llegó Pañal y le pidió un arma. La mujer relató que el hombre le entregó el arma y enseguida escuchó los disparos. Al salir encontró a su hermanito llorando y Lucas tirado malherido en el pasillo.

"Pañal" estuvo prófugo hasta abril de 2016 cuando efectivos del Comando lo apresaron luego de que una vecina llamara al 911 desde Beruti y Deán Funes para denunciar que había unos jóvenes circulando en moto y cometiendo atracos en la zona. Giglione fue detenido en Cepeda y bulevar Seguí junto con un hermano y otro joven. Una vez identificado en la comisaría 16ª, se estableció que tenía pedido de captura por el crimen de Saucedo.

Giglione fue imputado ante la jueza Mónica Lamperti, quien tuvo en cuenta que el joven había sido sindicado por su nombre, apodo y domicilio muy poco después de ocurrido el hecho.

Cámara Gesell

En el juicio iniciado ayer declararon la madre de Lucas, su hermana Joana y una vecina. También, a pesar del rechazo de la defensa, se proyectó el testimonio del hermano de la víctima en cámara Gesell, quien contó que volvían del almacén cuando apareció Pañal con un arma y le disparó. También prestó declaración la licenciada que lo entrevistó.

Por su parte, Giglione pidió la palabra y dijo que no sabía por qué lo estaban acusando de un crimen ya que ese día, afirmó, había ido a lo de su tío pero para pedirle una play station con la que se quedó jugando en su casa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario