Policiales

Otro detenido por el crimen de una mujer en la Siberia

El señalamiento formal de dos personas precipitó la detención, ayer a la tarde, de un chico que se hizo célebre por su apodo: Pelo Duro. Los dos testimonios precisaban en sede policial que este joven, que tiene un largo historial de conflicto con la ley como menor de edad, tiene vinculación con el asesinato de María Carrizo...

Viernes 30 de Enero de 2009

El señalamiento formal de dos personas precipitó la detención, ayer a la tarde, de un chico que se hizo célebre por su apodo: Pelo Duro. Los dos testimonios precisaban en sede policial que este joven, que tiene un largo historial de conflicto con la ley como menor de edad, tiene vinculación con el asesinato de María Carrizo, la mujer de 31 años a la que le atravesaron el corazón de una puñalada el martes, en la zona de la Siberia, cuando iba a una casa donde era empleada doméstica.

Con los elementos que derivaron en el arresto, no obstante, es muy difícil que prospere una acusación: las dos personas que declararon, aunque lo mencionaron, no fueron testigos directos del ataque. Sus dichos se suman a una multitud de comentarios de vecinos de la mujer que afirman que Pelo Duro es el autor del crimen de María Carrizo. Pero ningún juez mantendría la detención de una persona sin más sustento que comentarios barriales.

La tragedia. María, de 31 años, estaba casada y tenía dos hijas, Milagros, de 10 años, y Dolores, de 11. Cerca de las 8 del martes salió de su casa de Grandoli y bulevar Seguí para ir a una casa en Funes donde trabajaba. Pero un desconocido la cruzó para asaltarla en Chacabuco al 2400. Se apoderó de un bolso donde llevaba cosas de poco valor: ropa, algo de dinero para pagar los pasajes de los colectivos y un teléfono celular. Se presume que resistió el robo y que por ello el atacante le dio una puñalada mortal en el pecho.

El lugar donde mataron a María está a 250 metros de la casa de Pelo Duro. En principio se detuvo por el hecho a Pedro V., de 19 años, por un testigo que lo identificó con nombre y apellido, según dijo porque lo vio correr junto a otros tres jóvenes del sitio del crimen. En el barrio varias voces aseguran que este joven, sobre el que no pesan pruebas más allá de aquel testimonio, es ajeno al hecho.

Ayer se presentaron dos personas a la comisaría 4ª para acusar a Pelo Duro. Una de ellas dijo que por comentarios supo que las pertenencias de la víctima habían sido arrojadas arriba del dispensario ubicado en Esmeralda al 2300. Según contó un oficial portavoz de la zona, la policía obtuvo además indicios que el cuchillo utilizado para el crimen estaba en la zona de Cochabamba y la barranca del río. Otro testimonio indicó que en la huerta comunitaria Siempre Verde, de Viamonte al 100 bis, podría estar parte de los objetos robados. Hubo rastrillajes de la policía en los tres lugares. En ningún caso se encontró nada.

Ese chico. Pelo Duro se llama Carlos Jesús F. y tiene un prolongado historial en tribunales de menores, donde hay registrada, según la Unidad Regional II, una secuencia de 28 incidentes que se le atribuyen.

En su época de imputable, a partir de los 16 años, nunca tuvo antecedentes por tentativa de homicidio u homicidio. Sí se le atribuyeron robos con lesiones con armas de tipo cortante.

El ex juez Juan Leandro Artigas resolvió restituir al chico a su casa en abril de 2007, cuanto tenía 16 años, después de que se tiroteara con la policía tras un asalto, por falta de un lugar idóneo donde alojarlo.

En noviembre de ese mismo año fue derivado al Irar. Se le atribuía ser el autor de dos violentos asaltos a mujeres ocurridos en su mismo barrio, que es la zona aledaña al Centro Universitario de Rosario. Una de las víctimas fue atacada en la playa de estacionamiento de la Facultad de Arquitectura. La otra lo fue en la puerta de su casa, en Chacabuco al 1900.

Ahora tiene 18 años, por lo que su caso ya no ocupa a juzgados de menores. Está a cargo de la jueza de Instrucción Alejandra Rodenas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario