Policiales

Murió otra de las víctimas del feroz ataque en Grandoli y Gutiérrez

Lucas Vieyra, uno de los atacados a balazos el viernes en un pasillo del Fonavi de Grandoli y Gutiérrez, finalmente murió el lunes por las heridas que sufrió.

Miércoles 02 de Mayo de 2018

Lucas Vieyra, uno de los atacados a balazos el viernes en un pasillo del Fonavi de Grandoli y Gutiérrez, finalmente murió el lunes por las heridas que sufrió. Con él ya son dos las víctimas fatales del atentado, ya que el día del hecho murió Ricardo Ezequiel Gómez, de 37 años.

El fallecimiento de Vieyra, de 28 años, fue notificado a través del Ministerio Público de la Acusación (MPA), desde donde se indicó además que otro de los baleados en el incidente, Tomás E., sigue internado en grave estado en el Hospital Provincial por lesiones en el tórax.

En el mismo ataque también fue herido un hombre de 45 años, Fabio F., quien recibió el alta médica el mismo viernes a pesar de recibir lesiones de arma de fuego en un glúteo y una pierna. Todas las víctimas tienen domicilio en el complejo de viviendas de Grandoli y Gutiérrez, pero Fabio F. es un antiguo vecino que quedó en medio de la balacera.

El ataque se produjo entre las 17.30 y las 18 cuando las víctimas se encontraban charlando y tomando gaseosas en la pasarela C de uno de los módulos del complejo de viviendas de Grandoli al 4900.

Según los primeros datos, una moto de alta cilindrada llegó al lugar con al menos dos personas que abrieron fuego a mansalva. Aunque luego surgió que en realidad los sicarios eran varios y se movilizaban en un auto bordó. De las medidas preliminares y la recolección de rastros, se pudo establecer que en el lugar quedaron esparcidas al menos 30 vainas servidas calibre 9 milímetros.

Una réplica

Casi en el acto falleció Gómez por múltiples disparos en el cuerpo, mientras que el lunes falleció Vieyra. Según los investigadores se sospecha que el brutal ataque fue la consecuencia directa de una venganza por el asesinato en la cárcel de Coronda de Rubén Ariel "Tubi" Segovia, que se suponía un hombre fuerte del clan liderado por Alexis Caminos y con arraigo en el barrio Municipal de la zona sur.

La causa están en manos del fiscal de la Unidad de Homicidios dolosos Luis Schiappa Pietra. En las primeras horas del hecho y de acuerdo a los datos recabados se deslizó que las víctimas fatales responderían a la banda de Alexis Caminos, y los autores materiales al grupo "Tubi" Segovia, quien supo ser ladero del hijo del asesinado ex líder de la barra brava de Newell's, Roberto "Pimpi" Caminos.

Detrás del hecho surge una trama donde emergen los intereses entre las bandas "fuertes" de Rosario que se identifican bajo el poder de los clanes encabezados, de un lado, por Jorge Funes (detenido el miércoles en el operativo "Los Miserables" y acusado por asociación ilícita) y sus hijos todos bajo el amparo de René Ungaro (condenado por el homicidio de "Pimpi"); y la siempre amenazante mirada de la segunda línea de Los Monos de barrio Las Flores, cuyos líderes fueron condenados y enviados a prisión tras un maratónico juicio oral.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario