Policiales

Los ecos en el penal de mujeres de Rosario

Las internas de la Unidad 5 de Rosario, ubicada en la zona oeste de la ciudad, expresaron su angustia ante el agravamiento de las condiciones de detención por falta de comida para ellas y sus hijos pequeños, además de elementos de higiene en el marco de los reclamos hechos en las cárceles santafesinas por la demanda de medidas sanitarias que permitan que el coronavirus no se propague en los penales.

Miércoles 25 de Marzo de 2020

Las internas de la Unidad 5 de Rosario, ubicada en la zona oeste de la ciudad, expresaron su angustia ante el agravamiento de las condiciones de detención por falta de comida para ellas y sus hijos pequeños, además de elementos de higiene en el marco de los reclamos hechos en las cárceles santafesinas por la demanda de medidas sanitarias que permitan que el coronavirus no se propague en los penales.

Según expresaron en audios hechos por redes sociales, al dejar de recibir paquetes de sus familiares no pueden alimentarse en forma adecuada como tampoco cuentan con ningún elemento para la higiene de los lugares comunes, como lavandina y jabón, además de que el agua siempre escasea.

"La mayoría de los menores sufre de broncoespasmos por la humedad del establecimiento, con problemas en la piel, todos brotados por los colchones en los que dormimos", denuncia una interna que agrega: "No tenemos para darles de comer a nuestros pequeños, incluso nosotras también necesitamos alimentarnos. Estamos presas pero somos seres humanos y tenemos la misma necesidad que cualquier persona".

Desde otro pabellón del mismo presidio, una de las internas denunció: "Somos presas y por eso mucha gente dice que no tenemos derechos a nada, pero nosotras también somos seres humanos y necesitamos que nos ayuden. Estamos a la deriva. No tenemos nada de nada, ni para comer ni para higienizarnos. Nos tenemos que cuidar porque las empleadas son las que vienen de la calle, y lo único que hacen es verduguearnos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario