Policiales

Lo mataron a tiros desde un auto cuando estaba cenando con amigos

Jonatan Giménez tenía 31 años y recibió un disparo en el tórax y otro en una pierna.

Jueves 13 de Septiembre de 2018

Anoche volvieron a sonar tiros en calle Felpe Moré, muy cerca de villa Banana. Fueron no menos de cinco disparos y dos de los proyectiles alcanzaron a Jonatan Giménez, de 31 años. Uno le dio en el tórax y otro en una pierna causándole la muerte en el acto.
El muchacho estaba con unos amigos comiendo un pescado cuando por Felipe Moré hacia el sur y en contramano avanzaron dos motos de baja cilindrada y un auto o chata blanca. Desde los vehículos les gritaron algo y luego comenzaron los tiros. Dos amigos de Giménez pudieron escapar, pero a Jonatan "no le dieron las piernas", como contó un vecino.
Según las primeras informaciones, en el lugar se recogieron cinco vainas servidas calibre 9 milímetros.
Giménez, quien según algunas fuentes tenía antecedentes penales menores, trabajaba como albañil en viviendas de Funes. "El ponía revestimientos y todas las mañanas salía a trabajar. Tipo siete y media u ocho ya estaba en la puerta esperando un camioncito que lo llevaba la obra", dijo otro vecino.
pddi72341347.jpeg
La cuadra de Felipe Moré donde ocurrió el crimen anoche no salía del asombro. "Era un pibe re bueno", decían casi a una sola voz los vecinos. Según trascendió, quienes estaban con él pueden haber tenido "algún problema en el barrio. Juan y Cristian no son muy del barrio como la familia de Jonatan. Dicen que ellos salieron de la cárcel hace poco y eso fue para quilombo".
Según aclaró anoche el fiscal de Homicidios Dolosos Adrián Spelta, que interviene en la causa, "se investigan todas las hipótesis. La víctima tenía dos tiros y cuando se vio herido se metió en la casa de los padres. Dispararon desde un vehículo blanco y se recogieron cinco vainas servidas" expresó.
El cuerpo del muchacho quedó tendido en el garaje de la casa de su padre y anoche sus familiares rogaban por poder verlo, cosa que los trabajos judiciales y del Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) lo hacían imposible

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario