Gatillo fácil GATILLO FÁCIL

"Les dijeron que se callaran o iban a perder el trabajo"

Lo sostuvieron los abogados de las dos policías de la PAT acusadas de encubrir el crimen de Emanuel Medina y David Campos que rompieron el cerco de silencio

Jueves 17 de Septiembre de 2020

“Les dijeron que se callaran o iban a perder el trabajo. Es una práctica que hace recordar a las peores épocas del país. Por eso queríamos este juicio, para que salga a la luz la verdad sobre esta tragedia con dos jóvenes asesinados”, dijo Franco Galazzo, defensor junto a Sara Marcos de las empleadas Jésica Lescano y Roxana Ramírez.

Tomaron la defensa “cuando había un hermetismo tremendo en la causa. Ellas estaban en prisión domiciliaria porque son madres solteras de niños menores de 5 años. Nos dijeron angustiadas que necesitaban declarar. Su jefe les había impuesto una abogada que no las dejaba”.

Según indicó “las declaraciones fueron espontáneas. Ellas se desgarran, se quiebran en llanto porque habían sido coaccionadas a no declarar, estaban amenazas. Son dos víctimas del corporativismo policial. Fueron las primeras y las únicas que tuvieron el valor de sentarse a un juez a reflejar lo que había pasado”.

El abogado contó que tras aquella exposición fue autorizado a trasladarlas a sus domicilios por cuestiones de seguridad. Luego comenzó la custodia de Gendarmería Nacional y más tarde ingresaron a un programa de protección.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario