Policiales

Ladrones sorprenden a los dueños de una chacra y les roban 100 mil pesos

Al menos cuatro delincuentes se llevaron unos cien mil pesos y otros efectos de valor tras asaltar a una familia en su chacra de una zona rural cercana a Santa Fe.

Lunes 04 de Junio de 2018

Al menos cuatro delincuentes se llevaron unos cien mil pesos y otros efectos de valor tras asaltar a una familia en su chacra de una zona rural cercana a Santa Fe. El hecho ocurrió la noche del sábado en el kilómetro 480 de la ruta 11, en Recreo Sur, a 17 kilómetros de la capital provincial, y hasta anoche no había pistas de los ladrones.

Cerca de las 22 del sábado Bernardino M. cenaba con su esposa y su hijo en su casa dentro de su establecimiento avícola. En un momento el joven salió para guardar la camioneta y fue abordado por al menos cuatro hombres armados que le apuntaron con una escopeta. Según contó el joven, los hampones estaban "todos con la cara tapada".

Los padres del joven fueron sorprendidos por los delincuentes adentro de su casa y uno de ellos "le pegó en la cabeza" a Bernardino. En tanto, su esposa Adriana vivió una situación similar pero en su dormitorio. "Estaba en mi cuarto cuando sentí un estallido tremendo, un golpe y veo entrar a un hombre encapuchado. Tenía un arma grande, no era un revólver", dijo la mujer.

"Me hicieron tirar al piso y me ataron con las ropas que encontraron. Me maniataron con cintos y me taparon la boca con corbatas y medias. Después lo trajeron a mi hijo y a mi esposo. Todos quedamos encerrados en la habitación. Nos ordenaban que no les mirásemos las caras", agregó Adriana en recordó que cinco años atrás también fueron víctimas de un atraco. "Evidentemente sabían que los viernes solemos tener dinero en la chacra. Nos pedían dinero, joyas y nos decían que nos iban a matar a todos".

Los delincuentes destrozaron la casa "buscando dinero". Al joven lo llevaron a otro cuarto y lo ataron contra una cama mientras revolvían todo. "Además del dinero, se llevaron un montón de ropa buena, calzados y otras pertenencias".

Finalmente, la mujer narró que toda la pesadilla duró algo más de 15 minutos "que fueron eternos. Yo fui la primera que pude desatarme y entonces liberé a los demás. A mi marido lo habían atado con alambres".

"Cuando se fueron no escuchamos ningún vehículo. La verdad que fue horrible lo que vivimos. No puede ser que te agarren así cuando estás en tu casa, te saquen todo y se vayan lo más tranquilos. Por suerte, mi esposo y mi hijo están mejor de los golpes sufridos", señaló finalmente Adriana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});